|14/05/24 05:26 PM

Vaca Muerta ya genera el 50% de la energía de Argentina

El yacimiento no convencional se está convirtiendo en lo que todos esperaban, un recurso formidable que está comenzando a entregar sus enormes reservas

Por Redacción

14 de mayo, 2024 - 17:26

El gigantesco complejo que significa el yacimiento de Vaca Muerta, con su gran base en Neuquén y su llamada "lengua" mendocina, va incrementando su participación excluyente en el mapa energético e hidrocarburífero de la Argentina, una promesa también de recursos genuinos para la economía nacional, y hace que se considere en el sector que estamos en un momento histórico.

José Luis Sureda, ex secretario de Hidrocarburos de la Nación, trazó un pantallazo de la situación en diálogo con "Círculo Político" (lunes a viernes de 14 a 16 por http://ciudadano.news), donde detalló en principio cuál es el presente y el futuro de Vaca Muerta:

“La industria está comenzando a ser un exportador continuo permanente de hidrocarburos, lo cual es una muy buena noticia. Tengamos en cuenta que desde 1907 que se descubrió en petróleo en Argentina, el 80% del tiempo fuimos importadores netos. Sólo 20% del tiempo pudimos ser intermitentes, ahora somos exportadores continuos y es una magnífica noticia, si la sabemos apuntalar con lo que se necesita que son fuentes de financiamiento".

 

Ahora bien, si el 50% de lo que producimos sale de Vaca Muerta, qué pasará con el resto de las explotaciones, en provincias que fueron tradicionalmente proveedoras del país. Al respecto, el especialista hizo la salvedad de que "no va a quedar como el único lugar, todavía falta mucho por hacer en alguna de las cuencas; otra como la cuenta del Norte ya está terminada, difícilmente se pueda hacer algo más, o el extremo sur de Santa Cruz, donde sí tenemos la posibilidad de hidrocarburos no convencionales en una formación que se llama Palermo Aike y que en este momento está en desarrollo. Pero sin dudas Vaca Muerta va ser el gran proveedor de la industria Argentina y para exportación en los próximos años".

Para dar dimensión, usó una frase ilustrativa: “Vaca Muerta es una bestia", añadiendo: "es una cosa enorme, puede producir sin problemas 2 millones de barriles de petróleo durante 40, 50 años y gas 300 millones de metros por día, para que tengan una idea es el doble de lo que Argentina consume".

 

Un detalle en el que se detuvo fue el de los costos de esta explotación, con respecto a los convencionales: "Es diferente. Explico cómo evolucionan los costos, en el caso de la explotación convencional son predecibles, diría rutinarios para una determinada cuenca"

"En el caso de no convencional no es así, tiene una enorme influencia de desarrollo de la ingeniería de los pozos, que va aumentando mucho la competitividad, de manera que en el caso de los no convencionales hay una cierta evolución positiva, y la gran característica es que se repagan muy rápido los pozos, porque la productividad de un pozo no convencional es muy alta, así que es mejor, es mucho más atractivo, por eso las grandes empresas se vuelcan al no convencional".

También se refirió a las modificaciones e inversiones que se deben hacer en las refinerías, y si ellas están listas para esto: "Hay que hacerlo; en el caso de la refinería de Luján de Cuyo es la refinería más compleja, es decir la mejor que tiene Argentina, de manera que las inversiones ahí no son tan gravosas, pueden estar en un par de ciento de millones de dólares, no más que eso".

 

Los precios

Este boom productivo de la cuenca en cuestión, al aumentar notoriamente la oferta, podría tener como consecuencia la baja de precio para los consumidores. Al respecto, Sureda destacó: "El gas natural de Vaca Muerta puede venderse a precios similares a lo que se vende en el mercado de Estados Unidos, dos dólares, dos dólares y medio. Eso es bajo. Ahora, tengamos presente una cosa, si el poder adquisitivo nuestro es malo, no podemos compensarlo con baja de precios".

"El gobierno pretende que los precios se alineen con los precios internacionales, con lo cual el precio del petróleo en Argentina va a ser igual al Brent. Esta es la política de gobierno", resaltó.

Finalmente, sobre la política de Estado en lo que se refiere a exploración y explotación hidrocarburífera, destacó: "Creo que sí, creo que las modificaciones que está intentando introducir en la ley bases lleva a acelerar el desarrollo de los recursos, así que creo que eso es parte de una política clara de aceleración en el desarrollo de nuestros recursos, tanto petrolíferos, hidrocarburíferos como mineros", completó.