|16/05/24 09:54 AM

Las ventas de electrodomésticos tuvieron su peor caída en los últimos años

Registró el nivel más bajo de los últimos 12 años debido a una caída del 40% interanual en el primer trimestre de este año

Por Redacción

16 de mayo, 2024 - 09:54

La fuerte pérdida del poder adquisitivo de los salarios en Argentina impactaron de lleno en la actividad del sector dedicado a generar productos utilizados en el hogar. El consumo de bienes durables quedó postergado detrás de otros más imprescindibles, como alimentos y medicamentos.

Los números surgen de un informe realizado por la consultora especializada GfK, que forma parte de NielsenIQ (NIQ), líder mundial en investigación de mercado, sobre el consumo de electrodomésticos y tecnología en el país.

Tal como se venía anticipando en el sector, el mercado de electrodomésticos experimentó una contracción del 40% interanual durante el primer trimestre del 2024, lo que representa el volumen más bajo registrado en los últimos 12 años. Además, la retracción afectó el consumo de dispositivos de tecnología, como celulares, tablets y computadoras.

“En el 2023 se percibieron señales de estancamiento en el inicio del año, con indicios de contracción a partir del tercer trimestre, y profundizándose en el cuarto”, indicó el relevamiento.

Pese a que todos los sectores del mercado sufrieron el impacto de esta disminución del consumo, se observaron notables diferencias en la magnitud de ese impacto. Los productos de climatización y los pequeños electrodomésticos fueron los menos afectados en este período.

En tanto, las categorías más vendidas en el primer trimestre 2024 fueron Smartphones (18,7%), Ventiladores Eléctricos (14,5%), Televisores (6,6%), Auriculares (5,5%), Procesadoras de Alimentos (5,1%), Aires Acondicionados (4,9%), Pavas (3,6%), Heladeras (3,5%), Lavarropas (3,5%) y Cocinas (1,9%).

De acuerdo al estudio de la consultora, estas cifras demuestran que el 67% de las unidades vendidas están concentradas en estas 10 categorías.

“Es importante destacar que, si bien la variación del precio no ha sido determinante en el consumo en general, se ha observado una correlación entre precio y consumo a nivel de canales de distribución”, concluyó el informe en relación con la caída del poder adquisitivo.