|13/05/24 12:50 PM

El FMI habilitó para el país un desembolso de US$ 800 millones

El organismo de crédito internacional aprobó la octava revisión, pero insistió en que el Gobierno nacional debe mejorar la calidad del ajuste que está aplicando 

Por Redacción

13 de mayo, 2024 - 12:50

Tras el visto bueno de la octava revisión del acuerdo con la Argentina anunciada este lunes por el staff técnico del Fondo Monetario Internacional (FMI), el organismo de crédito habilitó un desembolso de US$ 800 millones. El dinero será girado a la cuenta del Banco Central después que el documento pertinente sea tratado y aprobado por el directorio de esa institución en las próximas semanas.

Al respecto, en un documento en cuya redacción tuvieron participación Luis Cubeddu, subdirector del Departamento del Hemisferio Occidental y Ashvin Ahuja, jefe de la Misión para Argentina, se informó que “el personal técnico del FMI y las autoridades argentinas han llegado a un acuerdo a nivel de personal técnico sobre la octava revisión bajo el acuerdo SAF de Argentina”.

En el escrito se sostiene que “aprovechando el desempeño mejor de lo esperado hasta el momento (todos los criterios de desempeño se cumplieron con márgenes), se llegó a entendimientos sobre políticas para seguir reduciendo la inflación, reconstruir las reservas externas, apoyar la recuperación y mantener el programa firmemente encaminado”.

Sin embargo, y pese a los comentarios positivos sobre las medidas que tomó el Gobierno, el organismo de crédito internacional resaltó que “es necesario que continúen realizándose esfuerzos para mejorar la calidad y la equidad de la consolidación fiscal, afinar los marcos de política monetaria y cambiaria, así como atender los cuellos de botella para el crecimiento”.

Por otra parte,  hablaron además de un desarme gradual del cepo cambiario como paso previo al esquema de competencia de monedas.

“Los resultados notables incluyen el primer superávit fiscal trimestral en 16 años, una inflación que cae rápidamente, un vuelco en las reservas internacionales y diferenciales soberanos cerca de mínimos de varios años”, elogió finalmente el FMI.

Las metas contemplaban sumar reservas por US$ 6.000 millones, un superávit fiscal de $962.000 millones y mantener en cero la asistencia monetaria al Tesoro, y en ese sentido, a mediados de abril pasado, el director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Rodrigo Valdés, había anticipado que los objetivos clave del programa para marzo se habían cumplido “con márgenes importantes”.