|16/05/24 05:46 PM

Yacimiento petrolífero en la Antártida: "No solamente Rusia viene haciendo estudios"

Mauricio Gorosito es bombero y expedicionario antártico. Es especialista en áreas de logística y emergencias en una base naval rusa, y dialogó con Círculo Político

Por Redacción

16 de mayo, 2024 - 18:05

Es argentino, pero trabaja en un asentamiento ruso, en plena Antártida. De chico soñaba con vivir en ese continente, del mismo modo que un niño quiere ser astronauta, jugador de fútbol, mago o veterinario. El tiempo lo llevó a profesionalizarse, y buscó todos los medios para poder llegar.

Envió currícula por todas partes, pero jamás pensó que lo aceptarían en una base oriunda de Rusia que estaba buscando bomberos que también conocieran la parte científica. Y Mauricio Gorosito pudo empezar a trabajar en el sur del planeta.

 

En diálogo con Círculo Político (lunes a viernes de 14 a 16 por Ciudadano News 91.7), Gorosito fue consultado acerca del descubrimiento de un enorme yacimiento de petróleo y gas en la Antártida por parte de Rusia.

Esta noticia, dada a conocer por medios británicos, indica que existiría una reserva 30 veces mayor que Vaca Muerta. "Cuando uno investiga, lo hace con un fin. La mayoría de los procesos que se llevan a cabo aquí son con fines de estudio, no de explotación, pero eso no indica que no se pueda estudiar. Se puede realizar cualquier tipo de estudio, siempre con fines científicos. Y las grandes potencias piensan a largo plazo, por lo que no sabemos qué puede llegar a suceder de acá a cien años", explica al principio.

Si bien el continente se rige por el Tratado Antártico de 1959, y que tiene vigencia hasta 2049, el entrevistado subraya que "todos los países realizan estudios como ese, no solamente Rusia. Es como decir 'salimos cuatro personas que buscan un tesoro, y uno solo lo encuentra'.

El resto también lo estuvo buscando". Sin embargo, y en lo que respecta a lo que contiene el yacimiento, Gorosito dice que "la información exacta hoy está un poco distorsionada, incluso no se sabe con certeza cuál es el lugar en el que se halla ese tipo de cuenca petrolífera, más que nada porque la información que nos llega al país proviene del Reino Unido, no de Rusia".

La primera base científica y permanente de la Antártida no tiene más de 60 años, según indica el entrevistado. "A partir de ahí se empezaron a establecer otras bases de 12 países distintos que firmaron el tratado, y todos ellos tienen bases permanentes, y todos hacen estudios científicos. Del mismo modo que con un freezer, la vida en la Antártida está conservada desde hace millones de años. Esta región era parte de la Pangea cuando América del Sur y África estaban conectadas. Eso se congeló en las eras glaciares, y todo quedó estancado allí", menciona.

Los 12 países que firmaron el Tratado son los únicos que pueden reclamar soberanía, previo cumplir una serie de requisitos. Nadie es dueño de la Antártida, aunque el único país del mundo y de la historia que tuvo la oportunidad de reclamar esa soberanía es, precisamente, la República Argentina. "Es el único que cumplió con poner escuelas, tener nacimientos en el lugar, y cierta cantidad de años de bases permanentes. Tuvimos todo -indica Gorosito-, solo que a veces la política internacional no nos juega mucho a favor".

Sin embargo, el solo hecho de estar dentro del Tratado "no significa que no se pueda tener 'un pedacito' de la Antártida", sonríe Gorosito. "Japón está dentro del Tratado Antártico, como también Sudáfrica, Inglaterra, Francia, Argentina, Chile, Rusia, y algunos más", indica. De hecho, el histórico reclamo argentino se basa en ese triángulo que siempre aparece en los mapas con división política de nuestro país. "Por encima de ese triangulito se superpone con el reclamo de Chile, y también Inglaterra. Ese es el motivo por el que los ingleses quieren las Islas Malvinas, porque es el acceso más importante que se tiene para generar la logística y abaratar costos hacia la Antártida, el continente del futuro", completa.

Gorosito sostiene que "dentro de la porción argentina hay bases inglesas, y hasta bases rusas". Esto no significa que, a pesar de compartir territorio que podría entenderse como argentino, no significa que los extranjeros deban retirarse.

"Tal vez pasen a cumplir otro requisito que la Argentina disponga, pero por el momento solo se cumplen los lineamientos del tratado antártico". Por el momento, indica, "todos los países presentes en el continente blanco generan estudios naturales. Es la receptora de todo el clima del mundo".