Ciudadano News

Fuerte reclamo de los gremios del sector salud por salarios y descanso

Piden que se compense el esfuerzo y desgaste de los trabajadores del sector

Por Daniel Gallardo

23 Junio de 2021 - 07:25

médico
médico

Con una mezcla concreta de aspectos que demuestran la humanidad de todo el recurso humano de la salud, diferentes organismos que lo representan se muestran y expresan fuertes reclamos.

No es la primera vez, ni será la última, que se expiden públicamente sobre la situación de unos de los sectores que mayor atención ha tenido, tiene y tendrá por mucho tiempo, el de la salud. 

Por todo lo que este segmento implica en uno de los momentos más dramáticos de la salud de la gente, en medio de una pandemia provocada por el COVID 19, que todavía está lejos de ser controlada definitivamente. De allí que todo reclamo que se haga de ese sector acapare la atención de la comunidad. 

Esos reclamos, unos lo hacen con medidas de acción directa como el Sindicato de Trabajadores Estatales Autoconvocados (SITEA), que entre ayer y hoy llevan a cabo movilizaciones, actos frente a efectores de la salud y exposiciones en redes sociales.

Otros, en cambio, como la Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud (AMPROS), esta vez, apelaron a reflexionar y concientizar a la comunidad de lo que ocurre con los profesionales de la salud y la falta de repuesta que ellos le reclaman al Gobierno.

A propósito de la posición de AMPROS, El Ciudadano tomó contacto con la secretaria adjunta, Claudia Iturbe, quien, al respecto de lo que está sucediendo con ese sector, expuso: “Es muy grave lo que está sucediendo, porque la sobrecarga laboral, mental y emocional que están sufriendo los profesionales de la salud, debido a la sobreexigencia sobre ellos, en quienes pesa absolutamente toda la responsabilidad en la lucha contra un enemigo invisible, es inaceptable”.

“Sí, están sobrecargados, sin muchos recursos y, a veces, en lugares donde no están preparados para estar allí. Todo esto está produciendo en ellos un gran deterioro en la calidad profesional, como así en su salud física y mental, algo que impacta en la calidad de atención en sus pacientes”, señaló la profesional.

Cuando se le preguntó si esto se lo habrían puesto en conocimiento del área respectiva del Estado mendocino, respondió con énfasis: “Lo hemos hecho en distintas oportunidades, desde AMPROS le pedimos el Gobierno provincial y no hemos sido escuchados. De igual modo, lo hicimos con la Subsecretaría de Trabajo, organismo que no está velando por la salud de los trabajadores para que se les otorgue descanso. El año pasado había rotaciones y descansos para los profesionales, ahora no han tenido ni siquiera vacaciones. Tampoco se les permite faltar ni por razones particulares, todo un tema que está generando un estado de ansiedad y desesperación en el profesional que va también en detrimento de su vida familiar y se hace eco negativo en la vida de relación con sus hijos y la crianza de ellos”.

Marchas y reclamos públicos por situación salarial y condiciones de trabajadores de la salud

El gremio SITEA, durante todo el martes y parte de hoy miércoles, concretan diferentes acciones haciendo conocer lo que reclaman por condiciones salariales y escalafonarias de trabajadores de la salud.

La dirigente Raquel Blas, con radiografía social en mano, dijo: “El deterioro del salario de los trabajadores de la salud se muestra porque o está por debajo de la canasta familiar o directamente está en la canasta de indigencia. Por eso decimos que Mendoza tiene el raro privilegio de haber sido una provincia que no reconoció el año 2020 en la recomposición del salario de los trabajadores y que, por paritarias que fueron francamente vergonzosas, repudiables y en baja se firmó un aumento que es del 11% anualizado con sumas en negro”.

Al consultarle qué significaba ese porcentaje con sumas en negro, respondió: “Tienen una fecha de blanqueo para fin de año que, en realidad no es un blanqueo porque esos montos no estarían pasando al básico, sino que solamente es colocarles aportes patronales y jubilatorios que va a terminar pagando el propio trabajador. Esto hará que muchos compañeros y compañeras van a terminar cobrando menos, un ejemplo de estas desigualdades se notó cuando prestadores y contratados lograron que aumentaran estos montos y quedaran excluidos muchos trabajadores precarizados como es el caso de los contratados”.

“Otro sector excluido es el caso de los agentes sanitarios de la provincia que trabajan bajo el esquema del modelo de becas pagadas por la Nación y la Provincia, que apenas superan los $11.000 de sueldo. Lo otro, es la situación de los licenciados en Enfermería que han tenido y tienen un rol muy importante enfrentando la pandemia del COVID 19 atendiendo y cuidando a los mendocinos, esos trabajadores continúan pasando al régimen 15, violando la ley de carrera que tienen los licenciados en enfermería y su pase al régimen profesional”, señaló finalmente Blas.