|12/05/24 03:27 PM

Policías se fueron a los puños en la terminal de micros de Santa Fe

Las personas que pasaban por el lugar no podían creer lo que veían, y una de ellas filmó el incidente, que muy rápido legó a difundirse por las redes sociales

Por Redacción

12 de mayo, 2024 - 15:29

En un insólito episodio ocurrido en la terminal de micros de Santa Fe, tres policías de la provincia se vieron envueltos en una pelea de pareja. La situación comenzó cuando una mujer de la fuerza santafesina y su expareja regresaban de trabajar en Rosario. A ella la pasó a buscar su actual novio, también policía, y en ese momento se desató el conflicto.

El sábado en la madrugada, dos efectivos rosarinos, un hombre y una mujer, volvían de prestar servicios en la capital provincial. La mujer de 27 años, identificada como G.N., bajó de un colectivo y llamó a su novio, J.T., para que la fuera a buscar a la Terminal de Ómnibus General Manuel Belgrano. En el mismo ómnibus viajaba el otro policía, R.P., quien era su expareja.

En la vía pública, R.P. interceptó a G.N. y se produjo una discusión. La mujer le pedía que se retirara del lugar y dejara de molestarla. En ese momento, llegó el novio de G.N. y se desencadenó un cruce verbal entre él y su expareja.

La situación escaló y los dos hombres comenzaron a pelear a golpes, mientras la chica intentaba disuadirlos. Las personas que pasaban por el lugar no podían creer lo que veían, y una de ellas filmó el incidente. Algunos espectadores se burlaban de la situación, mientras otros pedían que llamaran a la Policía.

Finalmente, dos personas junto con la mujer policía lograron separar a los efectivos. Poco después, llegaron otros uniformados de la Seccional Primera de Santa Fe, alertados por la situación.

Como resultado de la pelea, la joven de 27 años sufrió golpes en la boca y en el dedo meñique derecho. Decidió presentar una denuncia por violencia de género contra R.P., quien se retiró en un remis después de los incidentes.

La fiscal de turno, Roxana Marcolín, solicitó que los tres efectivos involucrados entreguen sus armas reglamentarias, chalecos antibalas y cargadores correspondientes, y sean puestos a disposición de la Justicia.