Ciudadano News
El Interactivo

Los precios no se calman: según privados, rebotó la inflación de junio

Aseguran que la realidad está difícil para los consumidores y comerciantes argentinos, con una inflación persistente y una canasta básica inalcanzable para muchos.

Fernando García

Por Fernando García

9 Julio de 2024 - 10:27

Aseguran que "la inflación a nuestro entender encontró un piso entre el 4 y 5%".
Aseguran que "la inflación a nuestro entender encontró un piso entre el 4 y 5%". Web

En una entrevista con El Interactivo (lunes a viernes, de 12 a 14, por Facebook y YouTube de Ciudadano.News), Germán Romero, director General del Centro de Almaceneros de Córdoba, dio una visión detallada y preocupante sobre la situación inflacionaria en Argentina. Según los datos proporcionados por el departamento de estadísticas del Centro, la inflación de junio se ubicó en un 5%, apenas unas décimas por encima de la cifra registrada en mayo, número muy parecido al que dan consultoras que remiten al Banco Central.

Romero explicó que se esperaba un incremento mayor debido al impacto de las tarifas de servicios públicos, aunque algunas de estas subas se han trasladado a los meses de julio y agosto. "El rubro de mayor ponderación, como es alimentos y bebidas, registró una suba en junio del 2,8%. Los lácteos no pararon de subir, lo han hecho en menor escala durante mayo, pero en junio aumentaron un 8%", puntualizó Romero.

El director del Centro de Almaceneros advirtió sobre un panorama inflacionario estable, aunque alto: "La inflación, a nuestro entender, encontró un piso entre el 4 y 5% que seguramente se replicará en julio y quizás en agosto. Después se hace un poco imprevisible". Las proyecciones del Centro para el año 2024 indican una inflación anual del 160%.

Uno de los datos más alarmantes proporcionados por Romero es el costo de la canasta básica total para una familia tipo de cuatro integrantes, que en junio ascendió a $1.048.700, mientras que el sueldo promedio en Argentina es de $650.000. 

"Se hace muy difícil vivir el día a día. Los indicadores sociales dan cuenta de cómo se ha deteriorado el poder adquisitivo", expresó Romero, subrayando la dificultad de acceder a lo básico, tanto en alimentos como en servicios y transporte.

El entrevistado criticó las medidas del Gobierno para controlar la inflación, comparándolas con las de la gestión anterior: "El Gobierno está incurriendo en los mismos pecados, comenzar a reprimir (precios) y trasladar la inflación. En Argentina no toda la economía se maneja en una oficina del Ministerio de Economía. Hay algo que no le gusta al mercado y el mercado reacciona".

La situación se agrava al observar que 9 de cada 10 familias tuvieron que financiar alimentos, endeudándose para poder alimentarse. "Nuestra encuesta dice que el 57% de las familias no logró acceder plenamente a la Canasta Básica Alimentaria. El 47% de las familias dejó de desayunar, merendar o cenar, y 28% tuvo algún integrante que se quedó con hambre durante junio", reveló Romero.

Además, el director del Centro de Almaceneros destacó la pesada carga impositiva que soportan los comerciantes: "Cada $10.000 que compramos, $4.000 son impuestos. Hoy un comerciante tiene las ventas retraídas casi un 30% de manera interanual. La presión impositiva se suma a una serie de problemas graves que atraviesa el comercio".

Germán Romero también señaló la existencia de ventas en negro por parte de mayoristas y la necesidad de que los consumidores exijan tickets o facturas para normalizar la economía. "La situación comercial es crítica. No se ve en lo inmediato un cambio o un giro del Gobierno que reactive la economía", concluyó, reflejando una profunda preocupación por el futuro económico del país.

Repasá la entrevista completa: