Ciudadano News

La pobreza alcanza al 29,6% de los hogares donde vive 39,2% de las personas

En el informe dado a conocer por el INDEC, se verifica la suba de las cifras, al compás del aumento de las Canastas Básicas Alimentarias y Total

31 Marzo de 2023 - 12:06

multimedia.grande.acfb64c2556c7c53.76696c6c612d6d617572692d63656e747572696f6e5f6772616e64652e6a7067
multimedia.grande.acfb64c2556c7c53.76696c6c612d6d617572692d63656e747572696f6e5f6772616e64652e6a7067

La pobreza afecta al 39,2% de la población, informó el INDEC, con datos correspondientes al relevamiento del segundo semestre del año pasado, lo que representa un incremento respecto del 36,5% que se había relevado en el primer semestre de 2022.

En total, señala que hay 11,5 millones de personas en situación de pobreza, de los cuales 2,4 millones son indigentes, de acuerdo con la estadística oficial.

Las cifras del INDEC abarcan a una parte de la población, por lo que si se proyectan a todo el país la cantidad de pobres superaría las 18 millones de personas.

Los datos se conocen en medio de un escenario marcado por la sequía, los salarios en baja y una inflación que no da tregua, por la que se presume que la tendencia seguirá en sentido ascendente.

Los analistas habían anticipado en la previa que el número de la pobreza superaría el 40%, un salto que se explica por la escalada del índice de precios, que cerró el año pasado con un alza del 94,8%.

La pobreza en la primera mitad del 2022 había alcanzado al 36,5% de la población. La indigencia había sido del 8,8%, apenas mayor.

En lo que va de la gestión de Alberto Fernández, el registro más alto había sido el del segundo semestre del 2020, con 42%, cuando la pandemia hizo saltar el índice a los registros más altos desde el 2003.

Desde aquel dato del 42% en 2020, todas las mediciones fueron mostrando una caída en la pobreza.

En la previa se supo que la Canasta Básica Total (CBT), que establece el umbral de la pobreza, aumentó 8,3 % en febrero de este año, por lo que una familia tipo, de cuatro integrantes (dos adultos y dos chicos) necesitó $177.063 para no ser considerada pobre. En tanto, la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que define la línea de indigencia, marcó también un incremento del 11,7%, por lo que ese hogar requirió de $80.483 para cubrir sus necesidades básicas para subsistir.

 

Datos duros

En su resumen ejecutivo, el trabajo señala con respecto a la incidencia: el porcentaje de hogares por debajo de la línea de pobreza (LP) alcanzó el 29,6%; en ellos reside el 39,2% de las personas. Dentro de este conjunto se distingue un 6,2% de hogares por debajo de la línea de indigencia (LI), que incluyen al 8,1% de las personas.

Esto implica que, para el universo de los 31 aglomerados urbanos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), por debajo de la LP se encuentran 2.928.152 hogares, que incluyen a 11.465.599 personas; y, dentro de ese conjunto, 614.043 hogares se encuentran por debajo de la LI, lo que representa 2.356.435 personas indigentes.

En los párrafos sobre la evolución señala: con respecto al primer semestre de 2022, la incidencia de la pobreza registró un aumento de 1,9 puntos porcentuales (p.p.) en los hogares y de 2,7 p.p. en las personas. En el caso de la indigencia, mostró una reducción de 0,6 p.p. en los hogares y de 0,7 p.p. en las personas.

A nivel regional se observó un aumento de la pobreza en todas las regiones. La indigencia disminuyó en dos regiones (una de las cuales es GBA) y aumentó en las otras cuatro.

El informe establece un análisis particular entre ingresos y costo de las canastas (la básica total y la alimentaria), donde precisa: dado que la incidencia de la pobreza y la indigencia resultan de la capacidad de los hogares de acceder a la Canasta Básica Alimentaria (CBA) y a la Canasta Básica Total (CBT), mediante sus ingresos monetarios, se observó que, con respecto al semestre anterior: En promedio, el ingreso total familiar aumentó 37,3%. Las canastas regionales promedio aumentaron 43,5% (CBA) y 44,4% (CBT).

Los ingresos en el período estudiado aumentaron a un nivel inferior, tanto de la CBA como de la CBT. En cuanto a la tasa de pobreza, aumentó para el conjunto de la población. En el caso de la tasa de indigencia, su incidencia en personas disminuyó en el promedio del semestre.

 

Brecha

Teniendo en cuenta que la brecha de la pobreza es la distancia entre los ingresos y las canastas de los hogares pobres, se observó que: la brecha de la pobreza de los hogares se ubicó en 36,5% (cuadro 2.2).

El ingreso total familiar promedio de los hogares pobres fue de $83.758, mientras la CBT promedio del mismo grupo de hogares alcanzó $131.807.

La distancia entre los ingresos de los hogares pobres y la CBT se redujo respecto del primer semestre de 2022.

También hay un apartado donde se establece la discriminación por edad, en la que establece que: en cuanto a los grupos de edad según condición de pobreza, se destaca que un poco más de la mitad (54,2%) de las personas de 0 a 14 años son pobres (cuadro 3.2).

El porcentaje total de pobres para los grupos de 15 a 29 años y de 30 a 64 años es de 45,0% y 35,0%, respectivamente. En la población de 65 años y más, el 14,5% se ubicó bajo la LP.

 

Por regiones

Las mayores incidencias de la pobreza en personas se observaron en las regiones Noreste (NEA), 43,6%; y Noroeste (NOA), 43,1%. Las menores, por su parte, se registraron en las regiones Patagonia, 34,7%; y Pampeana, 36,3% (cuadro 4.1).

Tanto en los aglomerados de 500.000 y más habitantes como en los de menos de 500.000 se observó un aumento de la pobreza de 2,2 p.p. y 4,7 p.p., respectivamente, con respecto al primer semestre de 2022.