|16/05/24 02:16 PM

Mercado laboral: desde el 2012 casi no se crea empleo asalariado privado

El dato surge de un informe de la Fundación Libertad y Progreso, con base en estadísticas de la Secretaría de Trabajo, Empleo y Seguridad Social

Por Redacción

16 de mayo, 2024 - 14:16

Un informe de la Fundación Libertad y Progreso, con base en estadísticas de la Secretaría de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, señala que desde el 2012 que no hay creación de empleo asalariado privado registrado.

Entre el año 2012 y el 2023, el total de asalariados privados registrados aumentó en apenas un 4,9% (comparando el promedio de cada año). En tanto que, en el mismo período, la Población Económicamente Activa, que incluye a todos los argentinos que están empleados o buscan empleo, creció un 21,1%, a razón de 2% anual.

Aldo Abram, economista y director de dicha fundación, destacó en el programa Sin Verso, de Ciudadano.News, que se trata de un “número bajísimo”.

En ese sentido, expresó su preocupación "tenés todos los años saliendo gente a buscar trabajo y no hay forma de darles trabajo registrado, en relación de dependencia, con todos los derechos laborales y lamentablemente termina pasando que esa gente o consigue un empleo público o termina tratando de rebuscársela en forma independiente, autónomo, Monotributo y directamente en la informalidad para tratar de sustentar a su familia". 

—¿Lo que dice el informe es que es absolutamente necesaria una reforma laboral?

—Sin lugar a dudas. La que tenemos es antiquísima, se le ha hecho muy pocas modificaciones para tratar de adaptarla a un mundo que en los últimos 70, 80 años todos sabemos que ha cambiado un montón y esas reformas no se han hecho.

—¿La reforma que impulsa el Gobierno vendría a subsanar los números que presentan ustedes?

—La reforma que está por salir lamentablemente en el Congreso es muy livianita, pero la democracia republicana tiene un motón de ventajas y más vale mantenerlas porque ya hemos sufrido las desventajas de no tenerlas, hay que pulirla en términos institucionales porque nuestra democracia republicana lamentablemente la han tendido a diluir en las últimas décadas, pero la realidad es que es mejor tenerla que no tenerla.

—Llamarle al Congreso nido de ratas no es muy republicano tampoco

—No estamos de acuerdo, pero yo estoy apuntando a que tiene costos, porque dentro del Congreso tenés que negociar las leyes, en una dictadura no negocias nada. Entonces, lo que va a pasar con un poco de suerte en Argentina es que Dios quiera que terminen de aprobarlo el paquete que está en el Congreso y a futuro cada vez iremos aprendiendo todos en la sociedad y particularmente nuestra dirigencia política que lo que hay que hacer es maximizar la creación de empleo y se irán haciendo otros cambios que vayan permitiendo que eso pase y, además, que los trabajadores a su vez puedan ser más productivos, porque nadie te va a pagar lo que no producís.

—¿La solución sería una reforma laboral como estaba planteada en el DNU y no tan laxa como la que quedó en la ley, bases que parece se va a volver a discutir?

—Sí, diría como la que está en el DNU, como la que también presentó la oposición radical, pero que cuando llegó al Congreso el resto de la oposición se negó a tomarla y entonces, se volvió a discutir y terminó eso que iba a entrar dentro del paquete de la ley bases que ofrecía parte del radicalismo. En el futuro habrá que seguir mejorando la legislación laboral o acostumbrarnos a que lamentablemente el empleo registrado siga creciendo poco en Argentina y los argentinos se tengan que resignar a que cada vez que llegue alguien nuevo a intentar insertarse en el mercado laboral lo haga en el sector de Monotributo, autónomo, informalmente porque ya más espacio para tener seguro de desempleo disfrazado de empleo público no hay.