|13/05/24 03:36 PM

"De diciembre para acá, los salarios perdieron un 20% frente a la inflación"

Martín Burgos, economista, dialogó con Sin Verso acerca de la caída de los sueldos en los últimos meses, pero también en perspectiva a lo largo desde 2015

Por Redacción

13 de mayo, 2024 - 18:08

Los datos oficiales indican que el índice del salario pudo subir un 10,3% en este último mes de marzo. Todo sería positivo y de colores, si no fuera porque volvió a perder ante una inflación que redondeó el 11%, según los últimos datos compartidos por el INDEC. Y hay que sumar que lo grueso de la caída de los sueldos se dio a partir de diciembre: mes a mes hay una pérdida de salario registrado, sin contar a los que trabajan en la informalidad.

Martín Burgos, economista

Martín Burgos es economista, y habló ante los micrófonos de Sin Verso (lunes a viernes de 9 a 12 por Ciudadano News 91.7) acerca de la eterna puja entre salarios e inflación. "Se calcula que desde diciembre hasta ahora, el salario experimentó una pérdida del 20% para los trabajadores registrados", explicaba al principio.

"Todo subió hasta el 2015, cae un 20% entre el 2018 y el 2019, no recupera en la etapa de Alberto Fernández, y a partir del 2023 comienza a caer: los salarios no son otra cosa que un tobogán".

Burgos aclara que, durante la presidencia de Fernández, los trabajadores registrados soportaron mejor la crisis que los informales. "El gran tema del gobierno de Alberto Fernández es que los informales fueron los que la pasaron peor y terminaron votando a Milei. En líneas generales, los trabajadores registrados votaron a Massa, y los informales a Milei", detalla. Cabe recordar que dentro del rubro 'informales' aparecen los que trabajan también en el comercio, por lo que también dependen de la actividad económica. "Al trabajador no lo afecta directamente, pero sí a la actividad", agrega.

La realidad actual indica que hay convenios que están avanzando. "Si bien no alcanzan los salarios, ya hay dos paros generales que van generando un caldo de cultivo de confrontación muy fuerte dentro del ámbito laboral entre los trabajadores y los empresarios.

Lo que sí puede empezar a pasar ahora es que los convenios colectivos sigan pujantes y la inflación empiece a caer. Entonces allí puede pasar que los salarios le empiecen a ganar a la inflación", indica el entrevistado.

 

Un poco de historia

Si nos remontamos al final de la década del 80, nos encontramos con la hiperinflación de los últimos días del gobierno de Alfonsín y el plan Bonex, cuando asume Menem. "La solución que se propuso en aquel entonces era destruir dinero, porque había una concepción de que habiendo demasiado dinero surgía la inflación.

Obligaron a todos los ahorristas a canjear los ahorros que tenían por un bono a 10 años en dólares, y la mayoría de la gente vendió ese bono a la primera de cambio. Terminaron vendiendo sus ahorros al 20% de su valor", recuerda Burgos.

Carlos Saúl Menem

El problema del modelo económico, al decir del economista, es que una cosa es tener una caída de una inflación controlada, y otra distinta un aumento de precios de dos dígitos, que equivalen a aumentos en dólares.

"Esto explica que un café en París cueste 2 o 3 euros, y en Buenos Aires cueste lo mismo. Con la inflación que tenemos, un café que hoy cuesta 2 mil pesos podrá costar 4 mil en dos meses. Y lo del café corre para cualquier producto generado en Argentina. Estamos quedando fuera de todos los mercados, porque hay un grave problema de competitividad. Como ejemplo, a los sojeros no les conviene este tipo de cambio, y menos con las retenciones que tenemos", culminó Burgos.