|20/01/22 03:01 PM

La Anmat aprobó la vacunación con Pfizer para niños de 5 a 11 años

Lo confirmó la ministra de Salud. Los inoculantes del laboratorio estadounidense serán incorporados próximamente para completar los esquemas de menores

Por Redacción

20 de enero, 2022 - 15:01

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) resolvió que la vacuna contra el coronavirus del laboratorio Pfizer está habilitada para su aplicación en niños de entre 5 y 11 años. Lo informó este jueves la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti.

En la disposición emitida por el organismo médico se especifica que se autorizó el uso de la vacuna "Comirnaty/Vacuna BNT162b2" de "nueva concentración y fórmula, contenido por envase primario y envase secundario, período de vida útil y forma de conservación, para la indicación de franja etaria de niños entre 5 a 11 años de edad".

La autorización llega días después de que el laboratorio farmacológico aportara los documentos que constatan la realización de ensayos y pruebas de seguridad y eficacia. Así lo anunció Vizzotti en diálogo con el canal La Nación+, detallando que la resolución de Anmat fue publicada el 13 de enero.

La funcionaria agregó que en los próximos días habrá novedades sobre la llegada de los inoculantes de Pfizer, que serán incorporados a los operativos de vacunación para menores. En relación a esto, el presidente de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), Pablo Moreno, advirtió el 7 de enero que el 41% de los chicos de 3 a 11 años tiene aplicada la segunda dosis contra el coronavirus en Argentina. Asimismo, pidió "completar los esquemas de vacunación en niños, niñas y adolescentes para salir de la pandemia".

 

 

Actualmente, los niños de entre 3 y 11 años que concurren a los centros de vacunación argentinos para recibir la inmunización reciben el antídoto Sinopharm. En noviembre de 2021, Pfizer compartió un ensayo realizado con su vacuna contra el COVID-19 chicos de 5 a 11 años, en el cual se comprobó que el inoculante alcanza una eficacia estimada en 91%, además de una respuesta inmune fuerte y nulos efectos secundarios graves.

Los especialistas, autores de la prueba, destacaron que aunque el COVID-19 es generalmente más leve en niños que en adultos, después de la infección primaria los niños "pueden experimentar enfermedades graves y complicaciones a largo plazo, incluido el síndrome inflamatorio multisistémico".

Actualmente, y desde octubre del año pasado, los niños de entre 3 y 11 años que concurren a los centros de vacunación argentinos para recibir la inmunización reciben el antídoto Sinopharm.