|01/01/22 02:24 PM

Japón trabaja en una vacuna 'permanente' contra el COVID-19

Especialistas nipones buscan desarrollar un fármaco cuyos efectos duren para toda la vida en las personas que sean inoculadas contra el coronavirus. Hay esperanza pero piden "paciencia"

Por Redacción

01 de enero, 2022 - 14:01

Japón, la superpotencia oriental,  trabaja para erradicar el coronavirus de forma definitiva en las personas mediante un fármaco que no requerirá refuerzos y que duraría para toda la vida en aquellos que sean inoculados.

La gran noticia sin embargo, tiene sus tiempos y recién en 2023 se llevarán adelante los primeros ensayos clínicos de este medicamento que busca erradicar al coronavirus; al tiempo que terminaría con la problemática de completar esquemas de vacunación o la administración de las dosis de refuerzo.

Japón busca la puerta de salida definitiva a los contagios y a la pandemia.

"La farmacéutica nacional Nobelpharma Co. está preparada para realizar la primera y la segunda fase de los ensayos clínicos de la vacuna de Kohara en Japón durante la primera mitad de 2023 a entre 150 y 200 voluntarios, incluidos aquellos que han superado la enfermedad y personas completamente vacunadas", destacaron en el diario Japan Times, citado por la agencia de noticias Sputnik.

La energía y la proyección del éxito de la vacuna ‘no perecedera’ contra el COVID-19, está siendo guiada por el profesor emérito Michinori Kohara del Instituto de Ciencias Médicas de Tokio y todo su equipo de trabajo.

Kohara aseguró al citado diario japonés que "las características de esta vacuna es que puede producir anticuerpos e inmunidad de por vida. Una inyección del inmunizante mantiene su eficacia durante más de 20 meses y no hay otro fármaco que pueda lograr estos efectos".

El entusiasmo puede opacar a la ciencia certera y por eso, si bien el proyecto es muy alentador el especialista japonés pidió “paciencia” y destacó que en primer lugar los ensayos clínicos deben avanzar sin problemas al tiempo que se consigue el financiamiento para completar todo el proceso de desarrollo.

Michinori Kohara vaticinó que la vacuna permanente contra el coronavirus podría estar lista en 2024.

"Otra ventaja de la vacuna es su capacidad para almacenarse a largo plazo de forma seca a temperatura ambiente, lo que sería particularmente beneficioso para los países en desarrollo con climas tropicales", resaltó el científico.

Con información de Télam.