|14/05/24 06:47 PM

Ginés González García acusó a Alberto por el escándalo del vacunatorio VIP

El exministro de Salud aseguró que le soltaron la mano y no descarta que el caso Verbisky haya sido "una cama política"

Por Redacción

14 de mayo, 2024 - 19:11

El exministro Ginés González García otorgó una entrevista a Radio 10 donde criticó la política sanitaria del gobierno de Javier Milei mientras acusó a Alberto Fernández de soltarle la mano por el escándalo del vacunatorio VIP.

Estoy contento porque pude declarar hace un mes. Estoy acusado de nueve vacunas que estaban autorizadas totalmente, que les correspondían porque eran mayores de 60 años. Algunos tenían otras causas, eran médicos, otros eran personal estratégico, diputados y senadores. Y todos además fueron vacunados cuando ya había en esa categoría más de 35 mil vacunados”, expresó González García, quien es acusado de “ejercer sus funciones de manera abusiva”.

En ese sentido, se defendió asegurando que, siguiendo la lógica del proceso su contra, “tendría que haber 35.000 juicios más”, porque ya se había vacunado ese número de personas durante la pandemia de coronavirus.

No es que se me ocurrió a mí, estaban autorizados, se estaba haciendo en todo el país. Por lo cual es como un insólito, pero lo que sucedió es que se habló de vacunatorio VIP y todo el mundo sabe que nunca hubo un vacunatorio en el Ministerio, ni antes ni después”, argumentó.

Respecto a la vacuna que recibió el periodista Horacio Verbitsky, Ginés explicó: “Esa fue una emergencia porque al periodista que se fue a vacunar al Posadas no lo quisieron vacunar por sus antecedentes políticos. Como consecuencia de eso, un día que yo no estaba en Buenos Aires se pidió permiso al director del hospital para ir al ministerio a vacunar a los nueve y eso fue lo que se hizo”.

A continuación, se quejó de la forma en la que el gobierno de Alberto Fernández trató el caso: “En vez de darme la oportunidad de explicar lo que estoy diciendo ahora, que es muy simple, mandó a decir que me habían pedido la renuncia y me quedé sin ninguna chance de defenderme. Fue duro porque hicimos mucho y bastante bien para que el efecto fuera mínimo con respecto a lo que pudo haber sido. Nadie lo valora”. “Yo quería defenderme y me dijeron ‘ya mandamos a decir que te pedimos la renuncia’. Eso me condenó. Porque si el propio gobierno a quien es el comandante supremo de una pandemia lo defenestra de esa manera, sin permitirle que diga nada, quedé mal parado ante la gente”, añadió.

Luego, confirmó que fue Santiago Cafiero, entonces jefe de Gabinete, quien le comunicó que ya lo habían “renunciado” y que, en diálogo con Alberto Fernández, le explicó: “Me dijo ‘yo te creo, sos un tipo extraordinario’, pero marche preso”.

Respecto a la actitud de Verbitsky aseguró: “Algunos me dicen que fue una cama política. Pero no lo puedo decir porque no tengo evidencia. Fue raro porque no le hice un favor a él, le correspondía. Y aunque él creyera que le hice un favor, no puede decir por radio y dijo una mentira”.

A continuación, apuntó contra la gestión de Javier Milei y su política sanitaria: “La salud publica está complicada, con bajo presupuesto. El Gobierno está de observador, confiando en el mercado, que no es un sistema de valores”.

“Romper con las regulaciones y dejar que hagan lo que quieran se ve con esta catástrofe que se ve todos los días. El problema de la salud es el acceso a los medicamentos y los precios, hay que tener una intervención generosa del Estado, importante”, añadió.

“Hubo una estampida de precios; la salud sin Estado pasa a ser mercado negro”, remarcó y concluyó: “Nunca se deja al mercado de una manera libre como se lo dejó acá”.