Ciudadano News

Guerra en Ucrania: ¿hay peligro de una catástrofe nuclear por daños en las centrales?

Especialistas analizaron los riesgos de los ataques cercanos a plantas que almacenan energía radiactiva. ¿Podría repetirse un accidente como el de Chernóbil?

7 Marzo de 2022 - 17:49

central-nuclear
central-nuclear

El fin de semana pasado, un ataque de artillería del Ejército ruso en la ciudad ucraniana de Zaporiyia causó un incendio en las inmediaciones de la central nuclear más grande de Europa. El incidente alertó a la comunidad internacional e incluso el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, advirtió que las tropas del Kremlin buscaban provocar una catástrofe similar a la derivada del accidente de Chernóbil en 1986.

Con el fuego extinguido y el anuncio de que no hubo liberación de material radiactivo, se resaltó el riesgo que la guerra en el país europeo implica por la presencia de 15 plantas nucleares activas en su territorio. https://www.ciudadanodiario.com.ar/internacionales/ucrania/no-se-detecto-fuga-radiactiva-en-la-central-nuclear-de-zaporiyia

A propósito de este asunto, y en medio de la incertidumbre por la diversidad de posiciones diplomáticas sobre el tema, la revista científica Nature publicó un artículo en el que expertos nucleares detallaron sus evaluaciones en torno a la seguridad de estas instalaciones.

¿Puede un impacto dañar las instalaciones?

Los reactores de Zaporiyia tienen un diseño moderno y, a diferencia del reactor que falló en Chernóbil, cada uno está encerrado en un recipiente de acero presurizado. Esta estructura está cubierta, a su vez, por una contención de hormigón armado.

Por otra parte, los sistemas de respaldo y seguridad hacen poco probable que un golpe accidental produzca daños significativos. En este sentido, el director del Centro de Ingeniería Nuclear del Imperial College de Londres, Michael Bluck, explicó que "sería alarmante que las fuerzas rusas intentaran romper las estructuras contenedoras deliberadamente, pero el daño catastrófico por un golpe accidental es poco probable".

"Si un misil se desvía, me preocupa menos. Son estructuras muy robustas" señaló el especialista. Koji Okamoto, quien se desempeña como investigador de seguridad nuclear en la Universidad de Tokio, coincide con Bluck: "La estructura contenedora debería resistir contra armas normales", agregó. https://www.ciudadanodiario.com.ar/internacionales/ucrania/consul-de-ucrania-apunto-contra-rusia-esta-fuera-de-la-realidad

 

¿Y Chérnobil?

Además de la central de Zaporiyia, el Ejército ruso tiene bajo control la instalación de Chernóbil, donde se produjo el mayor accidente nuclear de la historia. En el artículo de Nature, la científica Cheryl Rofer explicó que el "material peligroso" que aún queda en la zona está "en el sótano del edificio del reactor, protegido por los restos de ese edificio y muchas toneladas de hormigón que se han vertido sobre él".

Por esta razón, la experta sospecha que un impacto directo de artillería podría romper el caparazón y permitir que escape una pequeña cantidad de contaminantes radiactivos, pero esa masa sólida de elementos combustibles derretidos es "inaccesible".

Lo que sí podría ocasionar problemas, estiman los especialistas consultados, son las piscinas de combustible nuclear gastado. La mayoría de las plantas de energía nuclear, incluidas las de Zaporiyia, tienen piscinas de agua donde se guardan las barras de combustible gastadas mientras se enfrían. El daño a una de estas piscinas, ya sea accidental o intencional, podría provocar que el agua se filtre o hierva, provocando a su vez un sobrecalentamiento de las varillas.

No obstante, un incendio ocurrido por un accidente de este tipo no se podría comparar con el desastre de Chérnobil, aunque sí sería peligroso para las personas que se encuentran en las inmediaciones de la planta y para algunas que estén mas lejos.