|20/09/19 01:42 PM

Mujeres | Tips para que el sexo sea seguro y el placer rinda al máximo

Existen peligros sexuales que muchas veces no son los más convencionales y por eso puedes que no los conozcas. Para que no expongas tu salud, te dejamos algunos de ellos en esta nota

Por Redacción

23 de septiembre, 2019 - 07:09

El sexo con tu pareja y ni hablar si es casual debe ser lo más seguro posible. En esta nota vamos a repasar algunos tips para que puedas cuidarte de la mejor manera posible y evitar así algunos problemas o riesgos que llegan producto del desconocimiento.

Además tenés que tener mucho cuidado cuando en las relaciones sexuales se incluyen objetos o juguetes, ya que estos aumentan la posibilidad de que haya infecciones o problemas más severos.

La lubricación: si es mala, estarás más propensa a infecciones o enfermedades de transmisión sexual

La lubricación que se produce de manera natural cuida de tu dermis y la mucosa de la piel de tus zonas erógenas pero si la relación sexual se produce sin el suficiente estimulamiento, se abren pequeñas raspaduras o lesiones que hacen que sea más factible que ingresen a tu organismo bacterias o gérmenes.

La excitación por lo tanto, actúa como defensora de la salud de tu cuerpo. Si no la hay, o las cosas se producen de manera un tanto forzada, ponés en jaque esa solución natural que tiene tu organismo.

La solución: tenés que tener a mano un lubricante y en caso de que necesites usarlo, no escatimes en la cantidad, ni tengas prejuicios que hagan que no lo acabes utilizando cuando en realidad ambas personas podrían haberla pasado mucho en mejor.

El preservativo si está muy lubricado, puede ser más inseguro

Son muchos los hombres que utilizan preservativo a la hora de tener sexo, pero si la “sesión sexual” se extiende por un tiempo considerable, pueden empezar a experimentar un roce molesto en el pene, por lo que al final acaban lubricándoselo y luego se colocan nuevamente la protección, sin embargo esto aumenta en gran medida la posibilidad de que el condón se resbale y se salga. El hecho se puede producir sin que el varón lo perciba y al final, la relación sexual acabe siendo insegura para ambos involucrados. Quizás cuando se percaten de que no tenía puesta la protección, ya sea demasiado tarde…

La solución: el látex puede ser molesto para algunas personas por eso si a tu chico le molesta, debería probar con materiales como el poliisopreno o el caucho natural. En caso de que quiera lubricarse su miembro, dos gotitas en el glande deberían bastar para que la sensación de fricción molesta desaparezca pero a la vez el acto se lleve a cabo de manera más segura, evitando el nombrado riesgo.

Ojo con los juguetes sexuales pequeños y que vibran, se nos pueden ir para adentro de nuestro cuerpo

Los objetos destinados a producirnos placer son una gran ayuda y estímulo en varias ocasiones, sin embargo conllevan un riesgo que muchas veces no es tenido en cuenta y que trae aparejado un gran riesgo.

Al momento de la excitación, la lubricación natural, artificial o ambas  pueden hacer que él o los pequeños objetos que introducimos, se deslicen hacia un punto en el que luego no podamos retirarlos y quedan de nuestro, trayendo así un sinnúmero de problemas a salud.

Algunos juguetes sexuales son tremendamente escurridizos. Los más peligrosos pueden ser las balitas vibradoras (mini vibradores) o los con constan de diseños  que no tienen un tope.

La solución: hay que adquirir juguetes sexuales que estén aptos para una penetración segura, como los que se recomienda en la web especializada miorgasmo.com. Estos son en general los que tienen algún tipo de manija o tope.

¿Qué es la esponjita menstrual?

Las esponjas menstruales son objetos pensados para poder tener sexo de manera más cómoda y gratificante mientras la mujer se encuentra con el periodo.

Estos objetos se nos pueden “perder de vista” en un encuentro sexual intenso pero descuida, lo que sucede es que al ensancharse el útero se puede ir hacia un punto más interno del cuerpo del que tu creías.

La solución: un baño de asiento provocará que el objeto descienda al absorber agua y aumentar su peso. Mantén la calma y ten paciencia.

Los juguetes sexuales y las personas que utilizan marcapasos: un riesgo

La electricidad que confieren algunos objetos sexuales a la piel, músculos y por lo tanto a nuestro cuerpo pueden interferir con el marcapasos.

Hay que tener especial atención a la hora de utilizar algún juguete sexual y sí a la vez se utiliza un marcapasos. Antes era más fácil identificar que objetos podrían llegar a interferir.  Bastaba Solo con verlos, ya que sus cables y diseño eran algo más “aparatoso” pero en la actualidad y con las mejoras tecnológicas, estos pueden ser algo que realmente no parecen, ya que hay  diseños que pueden no tener cables a la visa.

La solución: leer los detalles de la cajita del objeto sexual. Allí deberá aclarar si es del tipo electro estimulador sexual, lo que no permite su uso si se usa marcapasos, ya que lo desconfigura.

Los riesgos de la copa menstrual y si se usa DIU

Si hace poco estás utilizando el DIU, este puede tener las cuerdas algo expuestas y al quitar la copa menstrual, se podrían enganchar deslizando el dispositivo.

Con el tiempo, las cuerdas del DIU suelen enzarzarse, es decir rizarse hacia el cérvix y de esta manera evitan que una situación como la dicha anteriormente, se produzca.

La solución: pídele a tu médico que deje las cuerdas lo más cortas que pueda para evitar este riesgo de manera considerable.