Ciudadano News

Gestión emocional tras el balotaje: ¿cómo seguimos?

La profesional nos explica que, tras la definición presidencial, muchas personas quedan resentidas con una mezcla de ansiedad, parálisis y sus posibles consecuencias económicas. Cómo nos afecta la votación y la responsabilidad de definir nuestro destino. 

21 Noviembre de 2023 - 07:13

elecciones-jpg.
elecciones-jpg.

Tras La definición de conducción del país ha llegado el momento de autogestionarnos. En El Interactivo (lunes a viernes de 12 a 14 por Facebook y YouTube de Ciudadano.News), dialogamos con Beatriz Goldberg, psicóloga, y esto nos dijo:

La incertidumbre

“Es una situación que me parece que une a todos, ¿No? Una incertidumbre medio rara. Y lograr manejarla da lugar a una menor incertidumbre, porque en realidad todos estaban esperando... cada uno con su propia ideología, pero, de cualquier manera, a todo el mundo le hace bien ya saber que hay un cambio o que hay algo que ya se termina de discernir, si va a ser para acá para allá, y como se ponía siempre la fecha detrás de las elecciones como punto clave para poner un fin a esa incertidumbre”, comentó la licenciada.

Después Goldberg continuó diciendo: “Esto trae como una certeza no total, pero da una cierta seguridad, por supuesto, el que condice con todo esto está mucho mejor, más contento, pero. de cualquier manera, a todos les tranquiliza más saber si sabemos ese cualquier rumbo que se va a tomar, ¿no es cierto? Por supuesto, a algunos se le cae el panorama el día después. Claro, por ahí no esperaban ese resultado y va a generar siempre algo de uno y de otro lado”.

¿Cómo es la situación pasada la incertidumbre?

“La cuestión mental, sumada a la cuestión familiar, a la economía, y cómo influye este patrón de fin de año, de fin de proceso, también, se da con esto una incertidumbre que se va resolviendo, y a la vez un contexto que lo decíamos antes de charlar con ustedes. Muy complejo, con mucha pobreza en la Argentina, no se sabe qué va a pasar con la moneda nacional, hay un poco de incertidumbre por ahí con el tema de los precios, por lo menos. Pero, en realidad se estaba viviendo bastante mal, digamos, la gente estaba muy mal, muy incierto, con mucha situación de insatisfacción”.

“Gente más sola”

“La gente se sintió más sola en cuanto a esto es como que ahora el tener un rumbo, una idea o un cambio, o, digo, una solución posible de tener un viraje o no, sobre todo a fin de año, porque o veremos, o está mal todo, pero vamos a ver cómo... La gente le gusta la idea de tener como una esperanza, como una... como una... Y de qué... Y sobre todo con los cambios de uno, fin de año es una movilización general individual, no tiene que ver con lo exterior, porque es como más movilizante, como que estamos con una sensación de alivio en cuanto a que se van a tomar medidas distintas, porque digamos, lo mismo da el mismo resultado, como decían”.

Cambios propios

“O sea, teniendo los mismos mecanismos había muchas dificultades, incluso para el exterior, quizás de cómo las personas, bueno, están con los alquileres, con la pobreza”.

La psicóloga continuó diciendo: “Con las góndolas, era algo que traía mucha inestabilidad y malestar general, inflación tan grande, no se va a cambiar tan rápido, las personas necesitan una esperanza o un cambio o alguien que te cuide o que sientas que te puede cuidar, no tiene un cierto padre o madre o alguien que te cuide un poco que te dé un contexto diferente”.

“A ver, los días son días, ¿no? Del lunes pasaremos al martes, pero pensar de un año a otro es un corte en lo ficticio, en un calendario, pero que nos afecta internamente. Es una sensación de no sé qué tiene del otro lado el tobogán al que nos vamos a subir”.

“Siempre está viste que parece que el 31 de diciembre a las 12 de la noche todo lo que todo lo que no proyectaste todo lo que no pasó es como que es tarde ya o sea que todo el mundo se encuentra esa frase famosa que uno tiene bueno cuando uno está con una persona que no ve hace tiempo bueno antes de fin de año nos vemos bueno te viste cinco años, pero antes de fin de año parecería que uno tiene que esa presión que tenés que tener todo organizado y lo que no proyectaste hasta el 31 de diciembre no lo puedes proyectar el 1 de enero a las 7 de la mañana”, dijo la profesional.

Nuevas oportunidades

“Todos esperaban como cambiar el contexto, la onda, la posibilidad, o sea, la esperanza. Vos fijate en lo que es, hay una idea de cambio. Más allá no quiero meter ideología, pero uno quería ver un viraje en la sociedad, en hacer algo, en ser, bueno, construir con buenas bases, con bases sólidas donde, sin corrupción”. “Tenemos que tener esa opinión, yo por ejemplo hablo siempre una actitud positiva en todo como país y como persona, como para hacer algo pujante, algo que vaya para adelante, cambiar aquello que no está bien, no quejarnos y no hacer algo porque si no el 31 siempre estamos todos en aquella situación de incertidumbre.”

Protagonistas

“Nos sentimos todos como que somos espectadores de lo que pasa en el país. No es así. Mucha gente pierde el eje y se olvida de que muchas decisiones corren por nuestra propia cuenta. Hay que volver a sentirse contento. A sentirse parte. Y lo merecemos también”, concluyó Beatriz Goldberg.

Producción Periodística: Alejandro Álvarez – Fernando García