|02/10/20 04:23 PM

El video filmado minutos después del brutal asesinato a un colectivero en La Matanza

El chofer de 28 años recibió tres disparos en la cara mientras conducía su unidad en horario nocturno. Un testigo registró la escena posterior al crimen con su celular.

Por Redacción

02 de octubre, 2020 - 16:10

Las imágenes registradas por el testigo muestran cómo quedó la cabina en que Pablo Flores, de 28 años, conducía el colectivo de la línea 218 antes de su muerte a manos de un criminal anoche, cerca de las 22 horas en el barrio San Javier de Virrey del Pino. "Por Dios, acá está tirado. Alguien que ayude por favor, no hay ni un policía. El muchacho está tirado, lo mataron..." se escucha decir a la voz del hombre que filmó el video, evidentemente conmocionado y pidiendo auxilio.

 

Según fuentes policiales, el asesinato fue cometido por un hombre de entre 20 y 30 años apodado "Toto" o "Tata", que disparó al menos cuatro balazos a través de la ventanilla izquierda del colectivo; tres de estos disparos impactaron directamente en la cabeza de Pablo, que perdió el control del colectivo, chocó contra un árbol y falleció en el acto. De acuerdo a las hipótesis elaboradas hasta el momento por la la Fiscalía Temática de Homicidios, el móvil de robo estaría descartado.

El fiscal a cargo de la causa, Federico Medone, obtuvo declaraciones de testigos que afirman que el asesino escapó con un cómplice a bordo de un auto Peugeot 504 de color blanco. Por el momento, la fiscalía ha tomado declaración a quienes iban a bordo del colectivo y a otras personas que esperaban en una parada cercana. Otra fuente importante para la investigación es el archivo de las cámaras de vigilancia, que ya está a disposición de la justicia.

Horas después del hecho, un grupo de colegas de Flores, que era padre de dos niñas, organizó una manifestación sobre la avenida General Paz, la cual desencadenó fuertes enfrentamientos con la policía y cortes sobre la autopista durante la mañana de hoy. Las protestas terminaron con la llegada del ministro de seguridad de la provincia, Sergio Berni, que fue increpado e insultado por los manifestantes ante el crimen que sufrió su compañero. El funcionario ratificó que la hipótesis de robo está descartada y prometió trabajar para dar una respuesta a los trabajadores del transporte público.