Ciudadano News

EEUU despliega armas nucleares en las bases europeas de la OTAN

La Alianza decidió ubicar en sus bases aéreas un nuevo tipo de bomba de caída libre para contrarrestar el arsenal mostrado por Moscú 

27 Octubre de 2022 - 21:50

b61-12-jpg.
b61-12-jpg.

Estados Unidos dispuso el despliegue de una modernizada bomba nuclear denominada B61-12 en bases militares europeas . Su reubicación será en locaciones estratégicas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), en Italia, Bélgica, Alemania, Turquía y, posiblemente, Polonia.

Esta arma de destrucción masiva es el principal componente disuasivo de este tipo en el arsenal atómico estadounidense desde hace décadas. La movilización de esta bomba de caída libre estaba originalmente prevista para abril de 2023, pero se adelantó a diciembre de este año en razón de la escalada ante Moscú que amenazó, repetidas veces, con utilizar el mismo tipo de armamento.

Sobre la B61

La B61 es una familia de bombas nucleares desarrollada por primera vez a principios de 1960, construyéndose una docena de versiones a lo largo de las décadas siguientes, quedado la mayoría obsoletas desde entonces.

El programa de actualización de la vida útil de la B61-12, con un costo de 10.000 millones de dólares, está gestionado por el Departamento de Energía y está diseñada para sustituir a varias versiones anteriores, incluidas unas 100 bombas almacenadas en diferentes bases aéreas del viejo continente.

Esta nueva versión está concebida para ser lanzada por los vectores aéreos de la alianza, incluidos los bombarderos B-1, B-2 y B-21, así como los cazas F-15, F-16, F-35 y Tornado.

La ojiva que porta la B61 es una de las más versátiles del arsenal estadounidense, ya que su potencia explosiva puede intensificarse o reducirse en función del objetivo, transformándola en un arma de baja o media potencia.

Ejercicios de guerra nuclear

El anuncio sobre el despliegue de este dispositivo se produjo días antes de que la OTAN comenzara su entrenamiento nuclear anual, conocido como “Standing Noon”.

El ejercicio, de dos semanas de duración, finaliza a finales de octubre e incluye unos 70 aviones. Hace escasos días, Rusia realizó un ensayo de respuesta nuclear masiva que implicó una simulación de represalia ante un posible ataque atómico contra su territorio.