Ciudadano News

¿Qué pasó con Guitar Hero? El fin de creernos músicos

En algún momento, todos nos convencimos de que tocar una guitarra de plástico era ser la reencarnación de Jimi Hendrix

Santiago Hernandorena

Por Santiago Hernandorena

18 Agosto de 2022 - 19:56

guitar-hero-jpg.
guitar-hero-jpg.

¿Te acordás de cuando éramos jóvenes y nos juntábamos a jugar Guitar Hero? Toda una generación quedó marcada por este juego rítmico que permitía a los que no tenían la menor idea de cómo agarrar una guitarra, sentirse el nuevo Jimi Hendrix.

Sin embargo, con el tiempo desapareció en el olvido, lo mismo que le pasó a su competencia principal, Rock Band, que agregaba batería y micrófono, y los sueños de ser el último héroe del metal pasaron a mejor vida. Pero: ¿ qué pasó con estos juegos?

 

Guitar Hero, auge y cuerdas rotas

Allá por 2005, Harmonix Music Systems lanzó un juego para PlayStation 2 que invitaba al jugador a meterse en la piel del guitarrista de una banda de rock. Incluía un controlador en forma de guitarra con diseño similar a la Gibson SG donde se debían apretar las teclas de colores al mismo ritmo que aparecían en la pantalla para hacer sonar el instrumento.

Fue un éxito total y se lo eligió como el mejor juego del año en múltiples revistas y páginas webs especializadas. Abrió la puerta al comienzo de una franquicia que superó más de 1.000 millones de dólares en ventas.

Contaba con 30 himnos del rock clásico, con música de Jimi Hendrix, Black Sabbath, David Bowie o Motorhead, entre otros. Cabe aclarar que era covers de las canciones citando sus creadores.

El éxito llevó a la aparición de Guitar Hero II y luego de Guitar Hero III: Legends of Rock, probablemente el más famoso de la saga, que contó con la posibilidad de dejar la guitarra principal y poder tomar la rítmica e incluso el bajo. En esta oportunidad, Harmonix ya no estaba y el desarrollo fue de Neversoft.

En este último, se enfrentaba a jefes encarnados por Tom Morello, guitarrista de Rage Against The Machine y Audioslave, y Slash, el mítico músico de Guns 'N Roses y Velvet Revolver.

Sin embargo, cuando salió Guitar Hero World Tour, se encontró que el mercado tenía un competidor importante: Rock Band.

 

Rulemanes Rodríguez Rock Fest

La franquicia Rock Band fue creada por, nada más y nada menos, que Harmonix. La empresa había sido comprada por MTV pero no tenía más los derechos de Guitar Hero, por lo que tuvo que crear una nueva saga.

Esta permitía no solo tocar la guitarra, sino que con unos cuantos pesos más, se podía comprar batería y micrófono para armar la banda en el fondo de tu casa. Después agregó la opción de teclado. Si bien, en esencia, era lo mismo que su competidora, tener otros instrumentos la ponían en otra vereda y empezó la disputa por ser la gran estrella del rock.

 

El fin de la música

Sin embargo, mientras ambas franquicias comenzaban a desarrollar más aspectos e ideas de juegos, también agregaban costos. Al mismo tiempo, cada vez quedaban menos himnos y las opciones empezaron a no convencer tanto a los seguidores de los dos juegos. Ojo, no eran malas canciones, pero se había perdido la esencia.

Guitar Hero Live de 2015 fue el último título de esa franquicia, que en el camino recurrió a acuerdos con Aerosmith o Metallica para revivir. Si bien recibió muy buenas críticas, fue el final de una era. Por su parte, Rock Band presentó su versión de The Beatles (que debo decir que disfruté mucho) y en el mismo año sacó Rock Band 4, el final de la saga.

En el medio, todas las empresas relacionadas desaparecieron o se hundieron en pérdidas millonarias, ya sea por estos juegos u otros. 

 

Así murieron mis sueños de rock and roll

 Hoy no hay noticias de que exista un solo proyecto relacionado con estos títulos. Si bien los juegos rítmicos no desaparecieron, se volcaron hacia la danza. Y allí están, las baterías, micrófonos y guitarras juntando polvo.