|04/01/22 04:23 PM

Según la OMS, la adicción a los videojuegos es un trastorno de salud mental

Especialistas del ente sanitario mundial indican que se debe tratar "cuando el consumo es abusivo y hay un cambio en el comportamiento habitual de la persona"

Por Redacción

04 de enero, 2022 - 16:01

Con el inicio del 2022, la Organización Mundial de la Salud (OMS) actualizó el registro conocido como "Clasificación Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud" e incluyó en la lista un nuevo ítem que señala a la adicción a los videojuegos como un problema de salud mental. Asimismo, asegura que este trastorno es prevenible y tratable, por lo que enumera las conductas que se deben tener en cuenta para evitar una relación adictiva con los juegos de computadoras, consolas y demás tipos.

La pérdida del control sobre la frecuencia y los altos niveles de intensidad y duración de la actividad son consideradas evidencias del uso problemático de videojuegos. No obstante, el organismo destaca que el diagnóstico debe ser siempre elaborado por un profesional médico y no por amigos, familiares o personas cercanas que sospechen un comportamiento adictivo.

"Por lo general debe ser evidente durante un periodo de al menos 12 meses para que se asigne el diagnóstico, aunque la duración requerida puede acortarse si se cumplen todos los requisitos y los síntomas son graves" explica el experto en sustancias sicoactivas y adicciones de la OMS, Vladímir Pozniak. "El diagnóstico de trastorno por uso de videojuegos puede ser asignado sólo por los médicos profesionales. Así que no se puede aplicar el diagnóstico de trastorno por uso de videojuegos hacia sus parientes o amigos".

 

De acuerdo a la caracterización del organismo, el uso de videojuegos puede ser adictivo cuando se comprueba que forma parte de un comportamiento "persistente o recurrente". En este sentido, Shekhar Saxena, director del Departamento de Salud Mental y Abuso de Substancias de la OMS, explicó que el problema aparece cuando el consumo es abusivo y hay un cambio en el comportamiento habitual de la persona.

Siguiendo estos criterios, el organismo internacional destaca que esta adicción se visualiza por diversos factores relacionados a la injerencia del hábito en la vida de las personas. Entre ellos menciona el deterioro en el control sobre el juego, el incremento en la prioridad dada al juego, al grado que se antepone a otros intereses, actividades de la vida diaria y la continuación o incremento del juego a pesar de que tenga consecuencias negativas.

Con respecto a las medidas experimentadas a nivel estatal para mitigar los efectos del ahora calificado trastorno de la salud mental, la OMS señala que China es uno de los países que está tratando de controlar el uso de videojuegos ya que en este país la preocupación de los padres para poner límites en su uso es muy persistente e ignorado por sus hijos.