|19/06/21 02:14 PM

Caso Guadalupe: sigue la búsqueda y se sumó el Ejército Argentino

La principal hipótesis de las autoridades es que la pequeña, desaparecida el 14 de junio, está retenida en algún lugar

Por Redacción

19 de junio, 2021 - 14:06

Continúa la búsqueda desesperada de Guadalupe Lucero, la niña de 5 años que desapareció el lunes 14 de junio en San Luis. Durante la sexta jornada de operativo, se siguen sumando más esfuerzos a nivel local y nacional.

Tras el ofrecimiento de una millonaria recompensa por datos de su paradero, este sábado trabajan drones, brigadistas, analistas en comportamiento criminal y perros de rastreo junto a la Policía. Además, recientemente se incorporó el Ejército Argentino.

Desde el viernes la principal hipótesis es que la pequeña está retenida en algún en lugar, según indicó el ministro de Seguridad de San Luis, Luciano Anastasi, quien a su vez agregó que "se sigue trabajando incansablemente como el primer día". En ese sentido, las próximas horas serían decisivas para encontrarla, motivo por el cual se redoblan los recursos.

Anastasi también explicó que hay dos etapas en el operativo. Por un lado, la de campo con rastrillajes en el que participan unos 400 policías, más de 100 bomberos y diversos especialistas. Por otro, la investigación del móvil del presunto secuestro. De todas formas, no descartan ninguna hipótesis.

Actualmente hay apoyo desde Mendoza, que aportó un buen número de bomberos voluntarios. Además se extendió el "Alerta Sofía", se vació el Dique Chico de San Luis y hay distintos allanamientos en varios puntos de la capital puntana y zonas aledañas. Además participa la división de canes de Córdoba y San Juan, mientras que el viernes se sumó la Brigada K9 de la Federación de Bomberos de La Pampa.

Los nuevos rastrillajes arrancaron a las 9 de la mañana desde las caballerizas de la Policía Montada, frente al edificio de Terrazas de Portezuelo, donde funciona el Ejecutivo provincial. La búsqueda se realiza a contrarreloj, "con el compromiso de encontrarla sana, salva y a la brevedad", aseguró el titular de Seguridad.

Mientras tanto, la familia vive la angustia cada día. "Estos son días muy difíciles para toda la familia y para todo el mundo, lo único que quiero es encontrarla lo más rápido posible", expresó Eric Lucero, el papá de la pequeña.

Guadalupe desapareció en el barrio 544 Viviendas, mientras jugaba en la vereda durante el cumpleaños de una tía. Vestía una campera de abrigo de tela tipo gabardina de color negro y con el interior en color rosado más una capucha con "pelos" de color blanco. Usaba también unas calzas rosadas con dibujos, borcegos negros, buzo de algodón frisado con la palabra "Love" escrita en varios colores. Además, debajo llevaba otro buzo de lana en color blanco y pompones de colores y una polera de algodón rosa.

La niña es de contextura física "grande para su edad", mide 1,10 metros aproximadamente, tiene el pelo negro y lacio hasta los hombros, tez morocha, ojos marrón oscuro y tiene un lunar la mejilla y un diente superior frontal quebrado.