|16/03/21 10:31 AM

Mendoza luchará por la prohibición de la importación de vinos

Para el Gobierno provincial la prioridad es acordar con San Juan para anticiparse a los especuladores del negocio del vino.

16 de marzo, 2021 - 10:03

La nueva semana vitivinícola inició con más lluvias en los principales oasis productivos lo cual incrementa la preocupación para los productores de uvas mendocinos que además están expectantes por lo que suceda con los tironeos por los precios. 

A la baja por los elaboradores de mosto, de vinos por parte de quienes tienen compromisos y no tomaron los recaudos de tener stocks para cumplirlos y por el alza desde el sector viñatero que están ante una oportunidad para reacomodar sus ateridas economías, aunque con la curiosidad estar divididos en dos lecturas antagónicas que hizo ruido el fin de semana.

 

 

Esta situación no es ajena al Gobierno de Mendoza desde donde ya realizaron sus cálculos que en el caso del mosto están seguros que en la provincia no se elaborará más de un 12% del total de la cosecha de uvas para vinificar.

Sin embargo, el problema más urgente para la gestión de Rodolfo Suarez no está en ninguno de esos tópicos comunes que todos los años desvela tanto a productores como a elaboradores ya que el fantasma de la importación de vinos sigue a la vuelta de la esquina.

 

 

“Hoy me parece que hay que acomodar la agenda de la problemática vitivinícola según el nivel de importancia de cada situación”, introdujo en su análisis Alfredo Aciar, titular del Banco de Vinos local, durante el acto de firma de los créditos para cosecha y acarreo en el Templo del Vino Bonarda en San Martín. 

Para el técnico quien es pieza clave en el equipo del ministro de Economía, Enrique Vaquié , con el compromiso firmado ayer con 10 de un total de 39 bodegueros, “estamos ya acomodándola en materia de precios. La que viene es la que tenemos que acomodar con San Juan para pedirle que tome sus recaudos y vaya previendo medidas por una posible importación de vinos”.

 

 

En ese sentido Aciar admitió que “es un riesgo latente. Si bien por ahora no se ha importado nada eso sí lo vamos a conversar. Porque las medidas tomadas por la provincia en forma solitaria no tienen mucho efecto. Ya que cualquiera podría ir a San Luis, fraccionar allá al vino importado y lo mandaría a Buenos Aires sin mayores inconvenientes. Por eso es que tiene que ser una medida nacional”.

Finalmente, en cuanto al acuerdo y al porcentaje para la diversificación a mosto que ha enfrentado a dos entidades viñateras locales, “lo que hay que hacer primero, antes de determinarlo, es actualizar la contribución obligatoria. Que es la que disuade al bodeguero de no hacer vino y destinar la elaboración a mosto. Porque  está actualmente a 50 pesos el quintal, o sea, a 50 centavos por kilo. Ha quedado prácticamente desactualizado. Si hoy no se actualiza eso, con la necesaria firma de los sanjuaninos, el porcentaje, sea el que sea, no tendrá influencia en el mosto que se termine haciendo”.

 

 

“Porque si yo soy bodeguero y quiero hacer solo vino por una conveniencia es oportuno hacerlo, pagando la contribución y no hacer el mosto. Ese es el segundo punto en términos de importancia”, advirtió Aciar.

En cuanto al porcentaje propiamente dicho, en medio del tironeo de los que piden un 20% y los que piden 10%, “cuánto será de eso, veremos en función de cómo van los números. A favor de un porcentaje bajo está el argumento de que hay poca uva, y también hay poco vino. Eso todos lo sabemos. Los que quieren cubrirse con un porcentaje más alto es porque se puede caer mucho la demanda en lo que queda del año, por exportaciones”.

 

 

“Está claro que las exportaciones de vinos a granel serán negativas y probablemente los despachos para el mercado interno también lo sean. De todos modos eso está descontado en las cuentas que hemos hecho. Nosotros creemos que lo que se va a hacer realmente de mosto en Mendoza está en el orden de un 11% o un 12%. Ese el número”, reveló.

Desde el viernes pasado y durante todo el fin de semana fue que se produjo un cruce de opiniones respecto al cupo que deberán firmar los gobernadores de San Juan y de Mendoza en el marco del acuerdo que los compromete todos los años.

 

 

De un lado del charco está la nueva Mesa Vitivinícola de la que forma parte la Asociación de Productores del Este de Mendoza y del otro la Asociación de Viñateros de Mendoza. Mientras los primeros sugirieron un 10%, muy a tono con lo que anticipó Aciar, los segundos, acusados de allanarle el camino de los bajos precios a los mosteros, pidieron que se destine un 22% de las uvas obligatoriamente a la elaboración de jugos de uvas.

La firma de los créditos de cosecha y acarreo estuvo presidida por el vicegobernador Mario Abed, quien estuvo acompañado por el ministro de Economía, Enrique Vaquié y Alfredo Aciar. Y además rubricó los beneficios el titular de Mendoza Fiduciaria, Hernán Norando. Ayer en San Martín firmaron 10 bodegueros, esperándose que durante la semana se complete el grupo de elaboradores  vitivinícolas en un número total de 39.