|25/12/21 09:41 AM

El papa Francisco pidió "diálogo" para resolver los conflictos

El sumo pontífice llevó adelante la ceremonia Natividad del Señor, en el Vaticano, con aforo reducido por los contagios de COVID-19

Por Redacción

25 de diciembre, 2021 - 09:12

En el marco de los festejos navideños, realizados en el Vaticano, el papa Francisco deseó "paz y concordia" para el mundo y reclamó que haya "diálogo" para resolver los "conflictos, crisis y contradicciones" a nivel global. También hizo hincapié en la "solidaridad, reconciliación y pacífica convivencia" en toda América.

"Niño Jesús, concede paz y concordia a Oriente Medio y al mundo entero", pidió el pontífice, desde la Basílica de San Pedro, al dar la bendición Urbiet Orbi (A Roma y al mundo), tradicional de esta fecha.

 

 

Lamentó, en tanto, que "en el ámbito internacional existe el riesgo de no querer dialogar, el riesgo de que la complejidad de la crisis induzca a elegir atajos, en vez de los caminos más lentos del diálogo; pero son estos, en realidad, los únicos que conducen a la solución de los conflictos y a beneficios compartidos y duraderos".

Así, Jorge Bergoglio advirtió que hay "muchos conflictos, crisis y contradicciones" que "parece que no terminan nunca y casi pasan desapercibidos". 

"Nos hemos habituado de tal manera que inmensas tragedias ya se pasan por alto; corremos el riesgo de no escuchar los gritos de dolor y desesperación de muchos de nuestros hermanos y hermanas", agregó.

 

Deseo navideño

En su novena Navidad como Papa, Francisco deseó "que en los corazones de los pueblos del continente americano prevalezcan los valores de la solidaridad, la reconciliación y la pacífica convivencia, a través del diálogo, el respeto recíproco y el reconocimiento de los derechos y los valores culturales de todos los seres humanos".

En otra instancia, sobre el contexto de pandemia, insistió una vez más con la necesidad de "hacer llegar asistencia, especialmente de vacunas, a las poblaciones más pobres". 

En ese marco, no olvidó tampoco recordar "el drama de los emigrantes, de los desplazados y de los refugiados", e hizo mención del pueblo sirio, "que desde hace más de un decenio vive una guerra que ha provocado muchas víctimas".

Más allá de los conflictos, el Papa aprovechó también para renovar su compromiso ambiental y pidió que las autoridades políticas puedan "llegar a acuerdos eficaces para que las próximas generaciones puedan vivir en un ambiente respetuoso para la vida".