|30/09/20 06:32 PM

Pinino Más: el ídolo de River, el que goleó a Boca, el que pasó por Mendoza...

El exdelantero abrió el cofre de los recuerdos para hablar de Ángel Labruna, a 102 años de su nacimiento. Además, lo comparó con Marcelo Gallardo y remarcó quién podría ser su reemplazante. También, se tomó su tiempo para tirarle dardos a Boca y rememorar su paso por el Globito lasherino

30 de septiembre, 2020 - 18:09

Oscar Pinino Más fue un temible goleador que vistió la casaca de River en pasajes de las décadas del '60 y del '70 convirtiéndose en el segundo artillero de la historia de la institución de Núñez (detrás de Ángel Labruna) con 217 conquistas en 422 partidos. Durante sus dos etapas en el conjunto riverplatense (1964/73 y 1975/77) se ganó el cariño del público y se transformó en uno de los máximos ídolos, siendo parte del plantel del '75 que de la mano de Labruna como entrenador se consagró campeón del torneo local tras 18 años de sequía.

Más allá de su paso por el Millonario, Pinino (le decían así porque de chiquito jugaba con unas bolitas denominadas pininas) recordó su paso por Huracán Las Heras durante una temporada (1985) recalcando lo bien que lo trataron los hinchas del globo mendocino. “Me trataron muy bien. Entramos en el campeonato Nacional. Fue muy lindo el recibimiento de toda la gente de Las Heras. Tengo los mejores recuerdos”, destacó el hombre de 73 años con una vasta trayectoria futbolística que cuenta con una etapa gloriosa de dos años en el Real Madrid (1973/74) en épocas donde muy pocos argentinos tuvieron el placer de vestir semejante camiseta. Además, estuvo un año en el América de Cali, convirtiendo 38 tantos en 68 encuentros.

En una charla intima con El Ciudadano, el Mono (su otro apodo) repasó su extensa carrera con muy buenos pergaminos, contó el día que desperdició la chance de fichar para Boca, por qué “Ponzio podría ser el reemplazante de Gallardo”, su fanatismo por un delantero del fútbol argentino y, además, trató de “boludo” a un ídolo Xeneize.

- Se cumplieron 102 años del nacimiento de Ángel Labruna. ¿Qué recuerdos tiene con él?

- Los mejores. Fue un padre para mí. Una persona que me quería mucho, que sabía los jugadores que tenía. Te cuento una anécdota. En el '75, cuatro fechas antes de la consagración de River le dije: 'Quédese tranquilo Ángel, que vamos a ser campeones'. Y me responde: 'Te parece Pinino, creo en tu palabra'. Tenía eso, de creer en sus futbolistas. Fue un mago, muy vivo, inteligente y capaz. Fíjate que los equipos que dirigió a todos sacó campeón. Siempre lo voy a recordar con mucho amor.

- ¿Qué enseñanza le dejó dentro y fuera del campo de juego?

- Muchísimas. El respeto, la admiración y la confianza que me daba. Me decía durante la charla técnica: ´Pinino, vos hace el gol, nada más´. Eso me dio un espacio muy lindo y afectuoso para llevar a cabo lo que mandaba.

- ¿Hay similitudes o diferencias entre lo que fue Labruna y lo que es Marcelo Gallardo como entrenador?

- Hay cosas muy parecidas. Angelito fue una persona que se moría por River, lo mismo Gallardo. Ambos son fanáticos, se ponen felices y contentos cuando ganan copas. Son importantes los dos.

- ¿Cuál es el punto destacado del equipo del Muñeco?

- El punto más importante son los 11 jugadores, de los cuales dos son vitales para lo que pide el entrenador, Enzo Pérez y Nacho Fernandez. Son los que elaboran juego. Te da placer ver jugar al Millonario como nunca antes.

- ¿Lo extraña al Pity Martínez en la elaboración del juego?

- Él será recordado para toda la vida. Fue un gran jugador, sin dudas. Se extraña como pasará mañana con Juan Fernando Quintero. Creo que son dos futbolistas que le dieron al Millonario muchas cosas lindas, sobre todo satisfacción.

- ¿Entiende el cambio que hizo el colombiano de irse al fútbol chino?

- Lo importante es que trate de hacer un muy buen papel en China, obviamente que prioriza las condiciones económicas porque le conviene. Si va a ese país es porque en tres años le dará buen dinero y pasará el resto de su vida muy bien económicamente.

- ¿En el fútbol actual se prioriza el dinero en lugar del prestigio?

- Si, hoy en día, sí. Juanfer se pudo haber ido a otro club importante de Sudamérica o pegar el salto a Europa en lugar de pasar al Shenzhen. Pero en este momento, China desde lo económico está muy bien y para él es importante.

- ¿Está bien que Ponzio no sea titular?

- Yo creo que es un jugador fundamental en los partidos que le toca ingresar. Es una leyenda de River. Es muy buena persona, humilde, sencillo y deseo que este siempre como titular o suplente. Tiene su aspecto de entrenador en el vestuario cuando está con sus compañeros. Lo veo como técnico en muy poco tiempo. Podría ser el reemplazante de Gallardo. Quiero lo mejor para Leonardo. Defendió la camiseta a muerte y el hincha lo ama. Tuve muchas conversaciones con él, creo que jugará un año más y se retira. Ojalá que lo tengamos siempre a Ponzio.

- ¿Gallardo es el mejor técnico que tuvo River en su historia?

- Si, es el mejor de la historia, por lo que ganó y además porque la gente lo quiere, los directivos y los jugadores lo respetan y le tienen mucha confianza. Se le da todas, también. Mete un cambio y él que ingresa convierte un gol. Al principio pensaba: ´Esto es casualidad´. Pero no, me demostró que no pasa por eso, sino en saber cómo juega el contrario. Que jugador poner en cada puesto y las características de sus futbolistas. Es uno de los mejores DT. de Sudamérica.

- ¿Cree que pegará el salto a Europa en poco tiempo?

- Son decisiones de él. Ojalá que no se vaya nunca de River que lo tengamos muchísimos años. Pero llegará un momento que deberá tomar una determinación y sabrá que hacer. Gallardo es muy creativo. Tiene una gran personalidad y actitud y puede dirigir cualquier equipo del Viejo Continente. Hasta está capacitado para ser el entrenador de la Selección Argentina, también.

- ¿Qué delantero del fútbol argentino se acerca a lo que fue Pinino Mas?

- Ninguno, yo fui el número 1. Decime un jugador que haga 30 goles por año, no lo hay. Yo convertía porque me tenía fe, no significa que sea un fanfarrón ni un agrandado. Me tenía mucha confianza y sin dudas, fui el numero 1 de todos los tiempos.

- ¿Hoy le falta un goleador a River de sus características?

- Soy fanático de Rafael Santos Borré. Tiene algunas cositas mías dentro del área: es pícaro, se la banca y no se caga. Va al frente como una vaca. Tiene similitudes a cuando fui jugador.

- ¿Tuvo chances de haber jugador en Boca?

- Si, pude haber jugado en Boca pero no quise, sin dudas. Me llevó Juan Evaristo a probarme. Le dije: ´Deja, como voy a ponerme esa camiseta, estás loco´. Me respondió: ´Anda a jugar un rato´. Me hicieron ingresar en el segundo tiempo. Teníamos un penal a favor y me pidieron que lo ejecute: ´Vení petiso, pégale vos´. Yo pensaba: ´Si lo hago me quedo acá. Si lo erro me voy´. Fui a patear, me resbalo con la pierna derecha y la pelota se fue cerca del palo derecho. El director técnico me dice: ´Petiso no hiciste el gol´. Le respondí: ´Señor, me apoyé mal, lo quise asegurar´. Fue una picardía para no hacerlo. Soy un fanático mal de River. Tengo mucha gente amiga de Boca pero no jugaría nunca. Siempre respeté a su hinchada, le hice 16 goles y con mucho respeto nunca le canté un gol ni hice ademanes como hacen otros pelotudos que se ponen en vivos mostrando la camiseta de Boca en el Monumental.

- ¿Por Tevez lo dice?

- Si, yo no soy un boludo, pienso antes de hacer las cosas. Hay que tener respeto hacia los hinchas. Él no lo tuvo cuando ganaron 2 a 1 en el Monumental (el día de la gallinita). No hay que ponerse en tarado, hay que pensar un poquito sino se vienen los quilombos.

- ¿Cómo lo observa al Apache dentro del campo de juego?

- Es un muy buen jugador como Ponzio pero no puede jugar toda la vida. Yo jugué hasta los 43 y me retiré. Tevez cumplió un ciclo como Ponzio, pero si pueden seguir hay que aplaudirlos.

- ¿Si Boca le hubiera puesto un cheque en blanco firmaba para jugar allí?

- No, ni así jugaba en Boca. Para mi la plata no es lo más importante. No jugaría en Boca ni aunque me pongan un cheque en blanco de muchísima, muchísima plata. Gracias a Dios me fue bien. Tengo a mi señora que es formidable y la amo. Gracias a ella estoy vivo. Me cuida con las comidas. Es lo más lindo que puedo tener en lugar de ese cheque en blanco con el valor que sea.

- ¿Por qué gracias a su mujer está vivo?

- Porque tuve culebrilla y una infección urinaria. Me cuidó mucho. Ella estuvo siempre a mi lado. Me pasaron cosas muy pero muy complicadas. Estoy muy bien ahora, cuidándome. Superé la enfermedad con un urólogo muy bueno. Le tengo que dar las gracias a Alejandro Calumnite. No estuve al borde de la muerte pero sí muy preocupado y con miedo porque me agarró la culebrilla en uno de mis hombros. Lo superé y después tuve una infección urinaria de la que también me repuse.

- En su momento salió a la luz una investigación periodística donde se lo acusaba de exigirle dinero a los padres para llevar a sus hijos a probarse a River. ¿Como vivió esa situación?

- Enfrenté la situación, asumí que me equivoqué y dije la verdad: ´Con los chicos no se juega´. Puse la cara y me hice cargo, no correspondía lo que había hecho. Hablé con todos los padres y gracias a Dios se solucionó el tema. Quedé muy limpio en ese sentido. Yo le cobraba porque no hago nada gratis pero le prometí a los pibes que los iba a llevar a probar a River y el error que cometí fue decirles que iban a quedar. Lamentablemente, algunos no pasaron la prueba y se enojaron. Me hice responsable de eso pero uno se puede equivocar. Asumo que no podés jugar con los sentimientos de las criaturas. Yo tengo hijos y no le gustan que le prometan cosas que después no les van a cumplir. Pasé una mala situación.

- ¿Cómo era su relación con José María Aguilar, el expresidente de River de ese momento?

- Muy buena, me quería mucho. Buena persona. La era de Aguilar en el Millonario fue positiva. Todos dicen: ´Pasarella choreo y Aguilar también´. Pero hay que ver las cosas, hay que pensar un poco antes de decir todo. Lo conozco a ambos y no tocaron ni un peso de River. Hay gente que dice lo contrario pero no es así. Yo estuve con ambos. Si vos tenes secuaces a tu lado que hacen los que se les canta sin consultar con el número 1 siempre va a caer el presidente en la volteada, me entendes. Si yo soy el presidente y te digo a vos que sos uno de los vicepresidentes o el secretario que pongan 40 mil entradas a la venta y ponen 60 mil, sin consultarle al mandamás, estas cometiendo un error. ¿Dónde fue a parar la plata de las 20 mil entradas restantes? Entonces, no deben echarle la culpa a Pasarella y Aguilar sino investigar el entorno. Las cosas se saben de una manera u otra.

- ¿Ambos fueron presidentes con los ojos vendados porque no sabían lo que pasaba a su alrededor?

- Si, tenían los ojos vendados. Porque después explotó todo cuando echaron a muchos dirigentes que estaban al lado de ellos. Creo que hay que pensar uno poco antes de cometer errores y salir a hablar.

- ¿Algún error habrá cometido Pasarella que fue el presidente cuando River se fue al descenso?

- No tiene nada que ver. Hay una persona que mandó a River al descenso. El expresidente de AFA (Julio Grondona) mandó a River a la B, seguro. Estaba todo arreglado ya. ¿Te acordás que una semana antes de la promoción con Belgrano cambiaron el árbitro que iba a dirigir en el Monumental? Terminó siendo Sergio Pezzotta y así fue. Gracias a Dios no dependimos de nadie y subimos a la máxima categoría. Hubo otro equipo que dependió de un escritorio para no irse a la B.

- ¿Es más doloroso irse al descenso o perder una final de Libertadores?

- Nadie quiere irse a la B, obviamente que es muy doloroso pasar por una situación así. Igual, te digo que la final del 9 de diciembre de 2018 en el Estadio Bernabéu borró todo. Fue un partido histórico. Todos estaban en contra de River. La Conmebol decía que se iba a jugar a las 18, a las 19. A River lo sacaron del Monumental y le quitaron la localía en Madrid. Fuimos visitante y teníamos que ser locales. Con todo en contra, River demostró que es uno de los mejores equipos del mundo.

- No se jugó en River por la violencia en los alrededores del estadio y la agresión a los jugadores de Boca...

- Se podría haber jugado igual. Pablo Pérez estaba para jugar. Tevez, también. A lo mejor nos tienen miedo y no quieren jugar contra nosotros. Boca ve la camiseta de River y chau, no quiere jugar más contra nosotros. River es el cuco para Boca. El equipo de Gallardo está mentalizado ya para derrotar a Boca con la moral bien alta.

- La Superliga pasada Boca se la ganó a River en la última fecha. ¿Fue merecido el título para el Xeneize?

- Yo creí que River ganaba el torneo, se le escapó sobre el final. Los partidos hay que ganarlos porque Atlético Tucumán no se iba a dejar derrotar en su casa. Salió campeón Boca que se lo merece y estuvo bien en festejarlo. Fue el merecedor del título porque los últimos partidos del campeonato jugó muy bien.

- ¿Cómo fue su paso por el Real Madrid?

- Muy pocos jugadores llegan al Real Madrid. Creo que hice un gran esfuerzo y pude utilizar mi capacidad goleadora. Gracias a Dios todo salió muy bien. Estuve casi dos años. Me trataron bárbaro porque me porté bien en ese club. No seguí porque me querían vender al PSG pero le pedí percibir el doble de sueldo y prima. No estuvieron de acuerdo y al final, hablé con el presidente de ese momento, Santiago Bernabéu, para regresar a River. Arreglé que me pagaran el avión de vuelta de Madrid a Buenos Aires. Me acuerdo de que me llamó Ángel Labruna (en su momento DT del Millonario) y me dijo: ´Venite para acá, que con vos y Roberto Perfumo somos campeones´. Volví y nos consagramos en 1975, luego de 18 años sin ganar títulos.