|16/05/24 04:50 PM

La FIFA se pone los pantalones largos contra el racismo

El ente rector del fútbol mundial tomará medidas severas contras las expresiones racistas en los campos de juego que contemplan hasta la quita de puntos

Por Redacción

16 de mayo, 2024 - 16:50

La FIFA tomará medidas severas contra el racismo en el fútbol y por eso presentará una propuesta radical en torno al tema durante el Congreso que está llevando a cabo en Tailandia.

El proyecto contempla aplicar sanciones obligatorias, incluida la pérdida de partidos, por incidentes de abuso racista en sus 211 asociaciones miembro, informó este jueves el nuevo secretario general del organismo rector.

Mattias Grafstrom, quien fue nombrado formalmente secretario general de la FIFA esta semana, escribió una carta a todas las asociaciones miembro en la que delineó la propuesta, que incluye normas y sanciones, acciones sobre el terreno y posibles cargos penales.

"Nosotros tipificaremos el racismo como un delito específico de inclusión obligatoria en los Códigos Disciplinarios individuales de las 211 asociaciones miembro de la FIFA, diferenciando el racismo de otros incidentes, otorgando a los actos de racismo sus propias sanciones específicas y severas, incluida la pérdida de partidos", dijo Grafstrom, cuya propuesta se presentará este viernes en el Congreso de la FIFA en Bangkok.

"Pondremos en pausa, suspenderemos y abandonaremos los partidos en casos de racismo, introduciendo un gesto estándar global para que los jugadores comuniquen los incidentes racistas y los árbitros señalen la aplicación del procedimiento de tres pasos", explicó el flamante funcionario.

El gesto consiste en que los jugadores levanten las manos y crucen las muñecas para que el árbitro tenga conocimiento de una manifestación racista. El procedimiento de tres pasos adoptado por la FIFA implica que el árbitro solicite un anuncio público para pedir el cese de dicho comportamiento, suspender el partido hasta que cese y, en algunos escenarios, abandonar el partido por completo.

"Presionaremos para que se reconozca el racismo como delito penal en todos los países del mundo y, cuando ya sea delito, presionaremos para que se persiga con la severidad que merece", añadió la FIFA, que también estudiará el desarrollo y la promoción de iniciativas educativas con escuelas y países, al tiempo que establecerá un panel antirracismo compuesto por futbolistas retirados.