|15/05/24 08:39 PM

Boca se descuidó en el final y perdió dos puntos importantes ante Fortaleza

El elenco de Diego Martínez tenía controlado el encuentro pero Fortaleza lo empató sobre el cierre

16 de mayo, 2024 - 07:12

Boca Juniors y Fortaleza de Brasil igualaron 1 a 1 por la fecha 5 de la Zona D de la Copa Sudamericana. El Xeneize parecía llevarse la victoria, pero se descuidó en el final y los visitantes se llevaron un empate inmerecido.

Primer tiempo

De entrada, el entrenador Diego Martínez puso el equipo “ideal”. A pesar de arrastrar una molestia muscular, Kevin Zenón fue parte del once y regresaron Merentiel, Cavani, Pol Fernández y Blanco.  

Con el equipo de gala, el local comenzó jugando en campo rival frente a Fortaleza que esperó en su campo para salir de contragolpe. Enérgico y enchufado arrancó el dueño de casa que se ubicó de mitad de cancha hacia adelante, con Medina se ubicó como volante por derecha, los Fernández en el centro, Pol un poco más retrasado que Equi, y el ex Unión por la izquierda. Arriba, los dos atacantes uruguayos.

Fortaleza, por su parte, se paró con una línea de cinco defensores, tres mediocampistas y dos delanteros. En los primeros minutos, la clave de Boca pasó por la subida de Advíncula por la derecha, que llegaba al fondo y tiraba centros al área. En la primera jugada, Zenón definió incómodo, pero tuvo que reaccionar el portero Joao Ried para evitar el primero. En la segunda, el golero anticipó la jugada y embolsó la pelota. En la siguiente jugada, Zenón probó de zurda desde afuera del área y volvió a aparecer el 1 de Fortaleza.

El local se adueñó de la pelota, y atacaba por la derecha cada vez que podía, Cuando la perdía, asfixia al rival para recuperarla. Esa presión surtió efecto, porque los brasileños se volvieron imprecisos jugando en campo rival.

La intensidad Xeneize duró 15 minutos hasta que la visita se acomodó en el campo de juego. Igualmente, mantenía el control de la pelota, pero no encontraba los espacios para lastimar. Boca manejó el pulso del partido y estuvo mucho más activo que los partidos anteriores. Pero le costó romper líneas defensivas porque Fortaleza se abroqueló para atacar de contra. Pero lo que no pudo por abajo, lo intentó por arriba. Porque tras un centro de Zenón, intervino Lema con un cabezazo que agarró bien parado al arquero brasileño.

A partir de los 20´, Zenón se volvió imparable. Boca atacó por la izquierda y el tándem con Blanco le dio juego de tres cuarto de cancha hacia adelante. Durante el primer tiempo, no se notó la contractura que arrastraba el ex Unión y pudo hacer la banda sin problemas.

La primera polémica de la noche surgió a los 27´cuando Cavani se cayó en el área tras una supuesta falta de Chagas. Tanto el delantero como el defensor se venían tomando hasta que el uruguayo se dejó caer. Es más, el árbitro venezolano, Jesús Valenzuela, le sacó cartón amarillo al uruguayo.

A falta de 10´para el cierre del primer tiempo, el aliento del público local se hizo notar ante el bajo nivel de su equipo, aunque contó con aproximaciones, pero fue poco eficaz a la hora de definir. Lo tuvo Merentiel, también Medina y Cavani.

Segundo tiempo

En el complemento, Lautaro Di Lollo reemplazó a Figal, quién se retiró con una molestia muscular.  Boca se mantuvo igual que en la primera etapa: tuvo el control de la pelota, el manejo de los tiempos gestionó muchos pases de un sector al otro para encontrar por donde entrarle a la visita y contó con situaciones claras de gol, como el cabezazo de Cavani, tras un centro de Blanco, que se fue desviado, y luego un cabezazo de Lema que pegó en el travesaño.

Boca, por momentos, jugó muy bien, pero le faltaba el gol. Muy buena labor de Pol Fernández en los relevos en la mitad de cancha y a los costados. Equi Fernández jugó libre y fue artífice de varias jugadas de peligro. Cavani y Merentiel cada vez se entienden mejor. Zenón es el futbolista más desequilibrante y pensante de mitad de cancha hacia adelante. Blanco y Advíncula pasaron continuamente al ataque y el equipo generó juego por las bandas.

A esa altura, Boca ya merecía ponerse en ventaja. No lo había hecho por la falta de puntería de sus futbolistas. La hinchada local aplaudía cada jugaba sabiendo que el gol estaba al caer. Y finalmente cayó. Taco de Zenón, Blanco llegó al fondo, tiró un centro al ras y Cavani la empujó debajo de los tres palos.

A los 55´, Boca se puso 1-0 y era muy merecido. En la visita, empezaron los cambios para intentar cambiar la pálida imagen que mostró el Tricolor. Hércules, Picachu y Machuca le dejaron sus lugares a Moisés, Matheus Rossetto y Veiga. En el local, Jabes Saralegui ingresó por Medina.

A pesar del gol a favor, Boca no bajó el pie del acelerador y fue en busca de estirar la diferencia. Además, mantuvo la rotación, la intensidad, el ataque directo y jugó con mucha garra y corazón. El sacrificio de este equipo es lo que hace que obtenga resultados positivos. Por momentos, tuvo un juego de alto vuelo y terminó manejando los hilos del juego. Lo único que le faltó fue ser más contundente a la hora de definir para ganar por mayor diferencia de gol.  Pero a los 89´, se durmió en el fondo, quedó mal parado tras un centro mal ejecutado y una contra letal le permitió al Tricolor llegar al empate por intermedio de Kevin Andrade, quién había ingresado unos minutos antes.

La ambición de ir a buscar el segundo y la falta de contundencia hizo que Boca le regale la probable clasificación a Fortaleza a los octavos de final de la Sudamericana porque permanecerá como líder del Grupo D.

Alineaciones:

Boca 1: Romero, Advíncula, Lema, Figal, Blanco; Pol Fernández, Equi Fernández, Medina, Zenón; Merentiel y Cavani.  

Fortaleza 1: Joao Riedi, Britez Chagas, Kuscevic, Pacheco; Hércules, Borges, Souza Lisboa, Tomas Pochettino; Imanol Machuca y Juan Martin Lucero.