Ciudadano News
Entre la fe y la historia

Descubrieron el campo donde ocurrió la Batalla de los Ángeles

La revelación ha conmovido a creyentes y académicos por igual, proporcionando evidencia tangible de un lugar que muchos consideraban perdido.

Redacción

Por Redacción

17 Junio de 2024 - 21:40

Descubrimiento Arqueológico.
Descubrimiento Arqueológico. SC Compton

En un hallazgo que entrelaza la fe y la historia, arqueólogos han desenterrado un campo militar que resuena con ecos de la antigüedad bíblica. El sitio, mencionado en las Sagradas Escrituras como el escenario de la 'Batalla de los Ángeles de Dios', ha sido identificado gracias a la perseverancia y la tecnología moderna.

Por qué los escritos de Ezequiel no se incluyeron en la Biblia? - Quora

La intervención celestial en las puertas de Jerusalén

El arqueólogo Stephen Compton, utilizando métodos avanzados de detección, ha descubierto lo que se cree es el lugar donde, hace aproximadamente 2700 años, se libró una batalla celestial en las puertas de Jerusalén. Según la narrativa bíblica, un ángel enviado por Dios derrotó al ejército asirio, protegiendo así la Tierra Santa.

Comparación fotográfica de Compton con la información de las tablas talladas
Comparación fotográfica de Compton con la información de las tablas talladas.

Este descubrimiento ha conmovido a creyentes y académicos por igual, proporcionando evidencia tangible de un lugar que muchos consideraban perdido o incluso mítico. Israel, conocido por su riqueza cultural y arqueológica, continúa revelando secretos que profundizan nuestro entendimiento de la vida en este cruce de caminos de civilizaciones.

Un arqueólogo afirmó que una batalla épica mencionada en la Biblia habría existido tras su hallazgo
Afirmaron que una batalla épica mencionada en la Biblia habría existido tras su hallazgo.

El Imperio Asirio, conocido por su dominio en Mesopotamia desde 1365 hasta 609 a.C., buscaba expandir su influencia hacia lo que hoy es Israel. El rey Senaquerib lideró una invasión con 185.000 soldados, pero según las escrituras, fue detenido por intervención divina.

La noche antes del ataque: un misterio revelado

Una placa de arcilla encontrada en el palacio del rey Senaquerib detalla esta batalla histórica y sirvió como referencia para Compton. Comparando grabados antiguos con fotografías del área tomadas en 1910, el arqueólogo pudo localizar el sitio exacto del campamento militar asirio.

Las excavaciones revelaron restos de un muro perimetral y fragmentos de cerámica que han permanecido intactos durante milenios. Sorprendentemente, estudios adicionales confirmaron que durante 2600 años ningún ser humano habitó esta zona.

Muros en ruinas del campamento de Senaquerib en Laquis en la actualidad
Muros en ruinas del campamento de Senaquerib en Laquis en la actualidad.

Este método innovador promete abrir nuevas puertas en la arqueología moderna, permitiendo descubrir más ciudades afectadas por la expansión asiria. A diferencia de los campamentos militares romanos, típicamente rectangulares, los campos asirios se caracterizaban por su forma ovalada, una distinción clave señalada por Compton en una publicación reciente en Popular Archeology.

Este descubrimiento no sólo valida pasajes bíblicos, sino que también proporciona una ventana única al pasado, ofreciendo una nueva perspectiva sobre eventos históricos que han moldeado nuestra comprensión cultural y espiritual.

En la continuación de este relato histórico y espiritual, el arqueólogo Stephen Compton ofrece una explicación intrigante sobre los eventos que precedieron la fallida invasión asiria a Tierra Santa. Según las Sagradas Escrituras, en la víspera del ataque, un suceso milagroso impidió el avance de las tropas. Tres pasajes bíblicos —Isaías 37:36-38, 2 Reyes 19:35 y 2 Crónicas 32:21— narran cómo Yahvé, la deidad israelita, envió al ángel Malak Yahweh en respuesta a las súplicas de Ezequías, rey de Judá, para proteger Jerusalén.

El ángel Malak descendió de los cielos y venció al ejército asirio en una noche
El ángel Malak descendió de los cielos y venció al ejército asirio en una noche.

Isaías 37:36-38 describe el poderoso acto divino: "Entonces el ángel del Señor salió y mató a ciento ochenta y cinco mil hombres del campamento asirio. A la mañana siguiente, cuando los demás se levantaron, allí estaban tendidos todos los cadáveres". De manera similar, 2 Reyes 19:35 relata: "Y aconteció que esa misma noche salió el ángel de Jehová y mató en el campamento de los asirios a ciento ochenta y cinco mil; y cuando se levantaron por la mañana, he aquí, no había más que cuerpos de muertos".

Sin embargo, existen otras interpretaciones sobre lo ocurrido esa fatídica noche. Algunas teorías sugieren que una plaga devastadora azotó al ejército asirio, forzándolos a retirarse. Otra versión griega atribuye la retirada a ratones que dañaron las cuerdas y equipos de asedio.

Un lugar de memoria y reflexión 

Hoy en día, el sitio descubierto no sólo sirve como testimonio de este evento bíblico, sino también como un santuario para los caídos durante la guerra de los Seis Días en 1967. Este lugar se ha convertido en un refugio para la memoria colectiva, uniendo el pasado milenario con episodios más recientes de la historia.

Este descubrimiento arqueológico no sólo confirma pasajes bíblicos, sino que también invita a reflexionar sobre las diversas fuerzas (naturales o divinas) que han influido en el curso de la historia humana.