|15/01/22 03:57 PM

Tragedia en la ruta: 6 personas murieron en un choque frontal

Todos eran mendocinos. Además hay tres heridos, dos de ellos de gravedad y en estado crítico por el accidente en el camino hacia la costa atlántica

Por Redacción

15 de enero, 2022 - 17:01

Este viernes por la tarde la ruta 188 de La Pampa fue el escenario de un choque frontal entre dos vehículos que provocó la muerte de seis personas: dos mayores y cuatro menores de edad.

El hecho sucedió a unos 6 kilómetros al oeste del ingreso a la localidad Adolfo Van Praet, cerca de Realicó, y ambos autos eran mendocinos, específicamente de Maipú y Las Heras.

El lugar donde se dio el siniestro vial es la vía que une el sur de Mendoza con la Ciudad de Buenos Aires y es el camino que lleva a la costa atlántica, atravesando el oeste de La Pampa y el norte de la Provincia de Buenos Aires.

Por esa ruta, en el kilómetro 464, un Citroën C3 -donde viajaba la familia cuyos 5 integrantes murieron- volvía de Buenos Aires, mientras que un Toyota Corolla iba en dirección contraria. El impacto habría sido sobre la mano del C3 que quedó sobre su banquina, al norte, mientras que el otro vehículo quedó sobre la ruta.

La Policía todavía investiga si hubo un sobrepaso y por qué el Toyota Corolla cambió de carril, pero fuentes policiales indicaron que hay un testigo del accidente.

Las víctimas

En el Citroën viajaba una pareja, Yanina Burgos (40) y Carlos Rípoli (41), junto a sus tres hijos de 16, 10 y 5 años. Todos "murieron en el acto", indicó el comisario Daniel Guinchinao, jefe de Policía de La Pampa.

Por otro lado, el Toyota era conducido por Pablo Slavick, de 40 años, quien viajaba con sus hijos de 14, 9 y 3 años. La sexta víctima fatal fue la nena de 3 años, que salió despedida del auto y falleció mientras era trasladada a la clínica Santa Teresita de Realicó.

Por su parte, el padre está en terapia intensiva y el hijo de 9 años en "estado crítico", mientras que el mayor (14) está en buen estado y fuera de peligro, aunque internado y bajo cuidados.

El panorama que se encontraron policías, bomberos y ambulancias fue devastador y la ruta permaneció cortada hasta la madrugada de este sábado.