|09/12/20 07:36 AM

Lapidario pronunciamiento sobre las causas del Próvolo

Por primera vez en la historia, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos dio lugar a una audiencia temática (sobre abusos y vejaciones de entidades religiosas) y emitió un fallo que impacta en las estructuras judiciales y en el seno de la Iglesia católica en el mundo entero

09 de diciembre, 2020 - 07:12

Recientemente se produjo un hecho histórico y trascendente, no solo en América, sino en el mundo. Un organismo internacional emitió un fallo que impacta muy fuerte en estructuras judiciales y en el seno de la Iglesia católica del mundo.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dio lugar a una audiencia temática para solamente tratar denuncias y causas judiciales sobre vejaciones hechas por curas y monjas en México, Perú, Ecuador y Argentina.

Lo destacable de este episodio es que es la primera vez que se realiza una audiencia temática, la primera vez que la CIDH analiza detenidamente cada caso, que deja abierta una nueva instancia temática y que emite un fallo de peso sobre estrategias de defensa judicial, como las que emite la Iglesia católica sobre los religiosos denunciados y sobre fallos de la Justicia, propiamente dichos.

El fallo también tiene peso para la intervención de otros organismos internacionales, como la ONU. También para revertir el fallo de la Justicia bonaerense sobre la prescripción de la causa Próvolo y los denunciados, entre ellos el cura Nicola Corradi, juzgado con pena de prisión perpetua.

Pero el fallo de la CIDH es además de una fuerte embestida sobre el bastión inexpugnable que armó la Iglesia católica sobre el tema. A punto tal, que en la audiencia temática se denunció formalmente y con pruebas las persecuciones y amenazas de muerte a periodistas peruanos que investigaban a curas acusados de violaciones a niños y jóvenes.

Argentina estuvo representada por abogados de la Asociación para la Promoción y Protección de Derechos Humanos Xumek, con la exposición del abogado Sergio Salinas. El profesional, de activa participación de la parte querellante en los dos juicios del caso Próvolo realizados en nuestra provincia, compartió información con abogados mexicanos, peruanos y ecuatorianos, notando absolutas similitudes con el modus operandi de los aberrantes hechos denunciados.

Sergio Salinas de Xumek (derecha).

 

Para la CIDH es objetivo supremo el seguimiento de todo lo denunciado

El Ciudadano tuvo acceso a la documentación emitida por el organismo internacional y luego entrevistó al abogado Sergio Salinas (Xumek).

 

—¿Por qué para ustedes fue trascendente esta audiencia?

—Para nosotros, esta audiencia temática de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos es sorprendente y original, porque es la primera vez en la historia de la humanidad, que este organismo toma esta temática y la toma para sí. Porque nota y considera en el caso que hay una situación de abusos sexuales y que esto se producen en los en el seno instituciones religiosas con su encubrimiento sistemático.

 

—¿Quedaron conformes, colmó las expectativas?

—Sí, para nosotros implica una gran satisfacción, porque hay un gran esfuerzo mancomunado de víctimas, activistas, abogados de derechos humanos y otras organizaciones que llegamos ante la comisión y poder manifestar nuestra preocupación.

 

—¿Las vejaciones denunciadas en el Próvolo tiene similitudes en otros países?

—En la audiencia pudimos comprobar que no estábamos solos. Se mostraron, junto a los casos del Próvolo de Argentina (La Plata y Mendoza), episodios en México y los graves hechos de Perú, con periodistas que han sido perseguidos y amenazados de muerte por investigar a curas a abusadores. Además de tratarse de situaciones similares en Ecuador. Con todos estos testimonios se elaboró un memorial de 116 fojas, donde quedó plasmada la sistematicidad de los hechos denunciados.

 

Duro fallo contra la prescripción del abuso religioso

—¿Qué mostraron del caso Próvolo?

—En el de Mendoza detallamos la espera de la fecha del tercer juicio sobre las responsabilidades de cinco directivas que tuvo el establecimiento. Además de las monjas Kosaka Kumiko y Asunción Martínez, la cocinera Noemí Paz y la psicóloga Cecilia Raffo. En el caso de La Plata que se decidan en el ámbito judicial las presentaciones contra la prescripción.

 

—¿Es ahí donde se produce el trascendente fallo de la comisión contra las prescripciones que está bregando la Iglesia católica?

—Así es, en la audiencia temática los comisionados plantearon que los delitos de abusos sexuales en instancias religiosas, por las características que tienen de sometimiento y de prevalencia del cura o la monja sobre la víctima, son torturas. Por lo tanto, son grandes violaciones de derechos humanos, que significa que no se puede utilizar la prescripción como causal optativa para investigar.

 

—¿O sea, que tiene directa incidencia en investigaciones y procesos judiciales de Mendoza y La Plata?

—Creo que el pronunciamiento de la CIDH nos fortalece para que logremos que caiga la prescripción de La Plata y los delitos producidos allí en la década de los 90. Así mismo, también dejar en evidencia algunas maniobras que se han pretendido introducir en la causa de Mendoza en el mismo sentido que La Plata. Como sí, la desidia del Estado en ciertas situaciones que significarían responsabilidades estatales.