|18/01/22 02:18 PM

Le arruinaron el cartílago de la nariz por un hisopado mal hecho

Lleva cinco meses de complicaciones severas en su rostro y necesita una operación de reconstrucción nasal. "El doctor me dijo que me puedo morir"

Por Redacción

18 de enero, 2022 - 14:01

En agosto de 2021, Claudia Serrán se sometió a un test PCR de COVID de rutina para cumplir con su trabajo y sufrió una infección que le dañó seriamente el cartílago de la nariz. La mujer, que se desempeña como acompañante terapéutica en Caleta Olivia, espera desde entonces una respuesta a la dramática situación que empeoró con el paso de los meses.

Todo empezó cuando acudió a un centro privado de testeo con el fin de hisoparse para poder trabajar en la casa de una señora. "Luego de que me lo hicieran, me empezó a molestar, a picar. El resultado me lo entregan de tanto insistir. Al pasar los días la molestia persistía, pero el doctor me dijo que era normal", relató al medio local El Calatense.

Entonces las cosas empezaron a complicarse. La sensación se picazón se incrementó y con los días Claudia empezó a sufrir sangrados extraños. "Me salía sangre de la nariz constantemente y con una consistencia como la gelatina. La zona de la nariz se me había puesto roja, así que decidí venir al hospital".

 

Foto: El Caletense

 

Los estudios que le hicieron en ese momento indicaron que había llegado a tener 18 mil glóbulos blancos con una anemia a crónica. Por su alergia a la penicilina, ya no podía recibir más antibióticos. “No tengo el cartílago que tiene normalmente la nariz. Llegue a tener 18 mil glóbulos blancos, con una anemia crónica. Se me habían reventado todas las venas" lamentó.

El domingo 2 de enero se dirigió a la guardia de un hospital cercano para pedir que la internaran. "Cuando llegué allí, no me querían internar, me metieron un clonazepam, tenía la nariz muy inflamada porque me la soné fuerte y se me cortó el divisorio de los huequitos de la nariz" reconstruyó. Como si fuera poco, durante las 12 horas que esperó se contagió de COVID, por lo que debió aislarse 10 días.

El estado de la infección que tenía impedía que pudieran operarla, según los diagnósticos de los doctores que pudo consultar gracias a una familia que decidió ayudarla.

 

Foto: El Caletense

 

Claudia averiguó que los centros donde podrían practicarle la cirugía de otorrinolaringología que necesita se encuentran en El Calafate y Comodoro Rivadavia, y el costo sería cercano a los 200 mil pesos. “Necesito una reconstrucción de cartílago. Mi nariz está indefensa, por lo tanto mi sistema está bajo. En esta pandemia, es una verdadera urgencia”, advirtió al medio local.

Gracias a su carnet hospitalario y a los ahorros que ha reunido en toda su vida laboral, admite que podría pagar una parte de la operación. "El doctor me dijo que si sigo así puede subir al cerebro y morir" concluyó la mujer, que decidió acudir a medios locales y nacionales para difundir lo que le pasó.