|17/01/22 01:23 PM

Adoptó un jabalí como mascota: "Yo siempre digo que se cree perro"

Adrián lo cría desde sus primeros días de vida y vive junto a él y sus perros en la Costa Atlántica

Por Redacción

17 de enero, 2022 - 13:01

Adrián nació en La Plata y vive hace 15 años en la Costa Atlántica argentina, donde comparte sus días con un gran grupo de mascotas: los perros Firpo y Shincal, una gata y Gervasio, el jabalí que rescató hace un año y medio cuando era una cría "del tamaño de una zapatilla".

Según relató el hombre en diálogo con TN, el animal salvaje llegó a su vida en una situación dramática que lo llevó a la decisión de incluirlo a su familia: "Lo habían cazado cuando era un bebé y lo traían junto a su mamá, que estaba muerta en una bolsa de arpillera. Me dio lástima y les pedí por favor que me lo dieran", rememoró.

Ahora, Gervasio pesa cerca de 200 kilos y recibe los mismos cuidados que sus compañeros perros: alimento diario, cariño y paseos por el pueblo hasta la playa de Mar Azul.

 

Adrián junto a Gervasio y uno de sus perros en la playa de Mar Azul. Foto: TN

 

Durante los primeros días de cuidado del jabalí, Adrián construyó un pequeño corral donde lo alimentaba con una mamadera y el mismo alimento que le daba a los canes. Con el paso del tiempo, la alimentación de Gervasio se volvió mas compleja y mas cara, y fue ahí cuando el platense recibió la ayuda de amigos para continuar su crianza.

“Si hubiese sabido el trabajo que implica quizá no lo hubiese tenido. Él come 100 kilos de cebada por semana, que por suerte me la regalan unos amigos que fabrican cerveza. Pero mirá: una bolsa de 50 kilos cuesta $3000. Y consume dos por semana. Hacé la cuenta”, explicó.

Pero además de consumir ese alimento, la mascota ha desarrollado un gusto selectivo por algunas frutas y verduras: “También le gusta el zapallo, la sandía, el tomate. Es muy exquisito, eh. Le tirás una lechuga y no la come”.

Adrián, que se dedica a servicios de hotelería, contó que debió capacitarse a través de la lectura para entender cómo cuidar a un animal cuya crianza doméstica no es habitual. También se asesoró con especialistas en jabalíes: “Es igual que un perro, tiene los mismos comportamientos. Yo siempre digo que se cree perro”, señaló.

 

Gervasio en una laguna cerca de la casa de Adrián. Foto: TN

 

Actualmente, Gervasio vive en un corral más grande y sale frecuentemente a pasear junto a su dueño y los perros cuando las playas no están atestadas de turistas. "A veces va solo y vuelve de la misma manera. Le encanta el mar y le hace bien porque necesita caminar. Estos animales recorren 40 kilómetros por día para alimentarse; Gervasio a veces no camina ni 100 metros”, detalló Adrián.

“Yo lo quiero. Y más allá de todo, puedo decir que es muy bueno tenerlo. Es lo mismo que un perro, porque él quiere cariño, que le den de comer y lo saquen a pasear. Nada más”, concluyó quien rescató al jabalí para darle una vida llena de cariño y atención.