|11/01/22 02:14 PM

Verano caliente: cómo cuidar la piel en vacaciones

La dermatóloga Ana Beatriz De Pablo brindó una serie de pautas a tener en cuenta antes de exponerse al sol

Por Redacción

11 de enero, 2022 - 14:01

Con enero y las altas temperaturas, el verano se ha hecho sentir, por eso muchas personas recurren a la pileta o espejos de agua con tal de no sufrir, tanto, el calor. Esto conlleva la consecuente exposición al sol, por lo que se debe tener en cuenta una serie de medidas para proteger la piel durante la época estival.

Ana Beatriz De Pablo, dermatóloga y miembro titular de la Sociedad Argentina de Dermatología, resaltó que se debe pensar también en el golpe de calor, por lo que consideró fundamental "tener algún tipo de sombra. Lo ideal es cubrirse la piel con ropa que proteja, pero es entendible que con 40 grados se hace difícil”.

En diálogo con el programa En La Mira por FM 91.7, la profesional puntualizó que se debe evitar exponerse al sol directo entre las 11 y las 16. Sin embargo, "en el caso de tener exposición solar hay que usar algún protector, preferentemente los que tienen alguna resistencia al agua. El factor de protección es mínimo 30 y debe ser colocado unos 20 o 30 minutos antes de exponerse al sol y volverlo a aplicar, por lo menos, cada dos horas”, indicó De Pablo.

Además, resaltó que el protector para el cuerpo puede ser utilizado en el rostro, aunque "muchas veces es mucho más grasoso, por lo que se suele recurrir a los que son de uso cosmético”.

 

 

La exposición solar en niños

En referencia a la exposición solar en los niños, la especialista dio una serie de recomendaciones para que los padres tengan en cuenta: 

•    Menores de un año:  no exponerlos al sol. 
•    Menores de 6 meses: no se recomienda el uso de protectores solares.
•    A partir de los 6 meses: se puede utilizar en antebrazos y piernas (zonas más desprotegidas por la ropa) un protector que viene rotulado para bebes.  
•    A partir del año: pueden apliarse protectores en forma más generalizada, aunque se recomienda que esta acción se realice a partir de los 2 años.
•    Hasta los 8 o 10 años: sería conveniente que usen protectores rotulados como infantiles, sobre todo porque son de mayor resistencia al agua.

 

 

¿Qué pasa cuando la piel está quemada?

De Pablo explicó que cuando se hace referencia a antecedente de quemaduras, se habla de enrojecimiento de la piel: “El enrojecerse todos los veranos es una quemadura de sol y quien tiene antecedentes, tiene mayor posibilidad de desarrollar fundamentalmente dos formas de cáncer de piel: el más común es el carcinoma basocelular y la otra, que no es tan común, es el melanoma, que puede ser grave en cuanto a sus consecuencias en el futuro”.

Es importante tener en cuenta que “el daño del sol en la piel se acumula a lo largo de la vida. Esto también aumenta el riesgo de contraer cáncer de piel”, remarcó la profesional de la salud.