|10/05/22 10:28 AM

¿Qué es el lupus? El 90% de las afectadas son mujeres de 15 a 45 años

Este 10 de mayo se conmemora el día mundial de esta enfermedad, con el fin de crear conciencia y alentar la consulta temprana para un diagnóstico precoz

Por Redacción

10 de mayo, 2022 - 10:05

Este 10 de mayo se conmemora el Día Mundial del Lupus, con el fin de crear conciencia sobre la existencia de una enfermedad crónica y grave que afecta a muchas personas en el mundo.

El lupus eritematoso sistémico (LES) es una enfermedad autoinmune crónica de causa desconocida que puede afectar prácticamente a cualquier órgano del cuerpo. Las alteraciones inmunológicas, especialmente la producción de varios anticuerpos antinucleares (ANA).

Cuando funciona normalmente, el sistema inmunológico del cuerpo de las personas destruye los gérmenes que pueden infectar y las células que podrían convertirse en cáncer. Muchas veces, en lugar de combatir solo estas, el sistema inmunológico comienza a atacar células sanas. Eso se llama respuesta autoinmune y es lo que sucede en el lupus. En otras palabras, si alguien padece lupus, “el propio cuerpo se ataca a sí mismo”.

“En Argentina, si bien no existen datos oficiales, se estima que una persona cada 1.500 padece lupus y el 90% de las afectadas son mujeres de 15 a 45 años, aunque también puede presentarse en hombres y niño”, indicó a través de un informe la directora nacional de la obra social OSPEDYC, Valeria El Haj.

Los pacientes que padecen esta enfermedad tienen características clínicas variables que van desde afectación leve de articulaciones y piel hasta enfermedad más grave, con alteración de la función renal, hematológica o del sistema nervioso central, que puede poner en riesgo la vida de la persona.

 

Síntomas

La gran variabilidad clínica de esta enfermedad y la falta de características hacen que se convierta en un desafío a la hora de determinar un diagnóstico para el médico. De hecho, los pacientes pueden presentar algunas características clínicas que pueden parecerse a otras enfermedades autoinmunes, hematológicas o infecciosas.

El lupus puede presentar los siguientes síntomas: 

  • Cansancio: ocurre en el 80 al 100% de los pacientes. A veces, esa sensación puede ser incapacitante. Su presencia no significa actividad de la enfermedad; está asociada frecuentemente con depresión, alteraciones del sueño y fibromialgia.
  • Fiebre: se observa en más del 50% de los pacientes con lupus. En la práctica clínica, puede ser difícil distinguir la fiebre asociada con un brote de lupus de otras causas de fiebre. 
  • Dolor muscular: es común entre los pacientes con LES, ligado con poca frecuencia a la debilidad muscular e inflamación.
  • Cambios de peso: pueden estar relacionados con la enfermedad o con su tratamiento. La pérdida de peso involuntaria a menudo ocurre antes del diagnóstico de LES y puede deberse a la disminución del apetito. El aumento de peso en el LES puede deberse a la retención de agua y sal asociada con la baja albúmina.
  • Inflamación y/o dolor articular: ocurre en más del 90% de los pacientes y suelen ser una de las primeras manifestaciones.

 

Manifestaciones en la piel

Además, puede haber afectación mucocutánea, ya que la mayoría de los pacientes desarrollan lesiones en la piel y las membranas mucosas en algún momento durante el curso de su enfermedad. La afectación de la piel más frecuente es la erupción facial (también llamada en mariposa) que aparece luego de la exposición al sol.

Otras señales que se pueden mencionar son las úlceras orales o nasales indoloras; las úlceras nasales —que pueden provocar una perforación del tabique nasal— o la alopecia, pueden aparecer en algún momento durante el transcurso de la enfermedad.

 

 

Tratamiento

Actualmente, el lupus no tiene cura y puede afectar a cualquier órgano del cuerpo, como la piel, el corazón, los pulmones, los riñones y el cerebro. “Por esta razón, la detección precoz y su diagnóstico son la clave para aumentar la supervivencia y la calidad de vida de la persona afectada”, indicó El Haj.

No obstante, existe una gran variedad de medicamentos que pueden aliviar significativamente los síntomas, lo que garantiza un manejo óptimo de la enfermedad y buena calidad de vida.