|29/12/21 09:15 PM

Encontraron muerto al carpintero que había desaparecido en Maipú

Sergio Salvador Lobos era intensamente buscado desde el pasado 21 de diciembre. El cadáver fue encontrado por sus familiares cerca del Río Mendoza

Por Redacción

29 de diciembre, 2021 - 21:12

Este miércoles en horas de la tarde fue hallado en Maipú el cuerpo de Sergio Salvador Lobos, el carpintero de 63 años que era intensamente buscado desde el pasado 21 de diciembre, cuando salió de su casa rumbo a San Martín a comprar un repuesto para su camioneta y nunca regresó.

Según información policial, los restos de Lobos aparecieron en avanzado estado de descomposición en las inmediaciones del Río Mendoza, entre los distritos de Barrancas y Fray Luis Beltrán. Los familiares de la víctima, que participaban en los rastrillajes, son quienes habrían reconocido el cadáver.

El hombre era intensamente buscado una vez que su Ford Ranger fuera hallada abandonada en el departamento y se encontraran restos de sangre en el rodado. Además, la camioneta había sido vista por última vez en la vivienda del sujeto que había contactado para realizar la operación.

Policías, familiares y vecinos de la víctima participaron de las búsquedas.

Cabe recordar que el principal sospechoso de la desaparición de Lobos era el albañil Víctor Zalazar, de 37 años, quien el pasado viernes 24 fue encontrado sin vida en el interior de una finca abandonada en Maipú. El ceramista apareció colgado.

 Víctor Zalazar.

 

El caso

Sergio Salvador Lobos, oriundo de Palmira, San Martín, salió el martes 21 de diciembre de su casa tras pactar la compra de un repuesto para el paragolpes de su camioneta y nunca más regresó. 

Lobos y la camioneta en la que se lo vio por última vez.

La camioneta Ford Ranger blanca en la que se movilizaba Lobos, fue vista por testigos en la vivienda de Víctor Zalazar en Maipú. Ese mismo día, el rodado fue hallado abandonado y con manches de sangre en las cercanías de ese lugar. Entonces, los investigadores se dirigieron a la casa del albañil y realizaron un allanamiento, pero no encontraron a ninguno de los dos.

Los familiares de inmediato realizaron la denuncia policial y se sumaron a la búsqueda para tratar de hallar el paradero del carpintero. Los investigadores creen que la víctima fue citada por el albañil para engañarlo y podría haberlo atacado por problemas personales. La causa quedó en manos del fiscal de Homicidios, Gustavo Pirrello