|19/04/21 04:30 PM

Santiago del Estero: investigan un vacunatorio clandestino y la venta ilegal de dosis

Los presuntos culpables pertenecen al Ministerio de Salud provincial y se los acusa de haber sustraído 300 dosis anti Covid, entre otros

Por Redacción

19 de abril, 2021 - 16:04

El gobierno provincial de Santiago del Estero informó la detención de 4 personas este fin de semana, acusadas del robo de casi 300 vacunas contra el coronavirus. Según informaron, se pudo recuperar "casi la totalidad de las dosis sustraídas", a excepción de 68 vacunas de la fórmula Covishield que según la investigación habrían sido aplicadas a particulares a cambio de un pago de entre 20 mil y 30 mil pesos.

El escandaloso caso se conoció este fin de semana cuando el sábado se ordenó la detención de Dante Daniel Díaz (42), enfermero del área de Inmunización del Ministerio de Salud, y su esposa, María Angélica Coronel, quien es educadora sanitaria. Asimismo, el domingo se sumaron las detenciones de Fermín Ernesto Medina (53) y Omar Edgardo Véliz (42), otros dos enfermeros que habrían trabajado junto con Díaz.

Hasta el momento los involucrados están acusados de "hurto agravado y adulteración de sustancias medicinales, en perjuicio del Estado provincial".

En este sentido, de acuerdo a los allanamientos de los domicilios y del consultorio de los detenidos, se secuestraron 283 vacunas contra el coronavirus, material sanitario y otras 510 dosis pertenecientes al calendario anual de vacunación, todas en buen estado, según indicaron.

Según detallaron, todavía faltan 68 dosis de la vacuna Covishield, por lo que se estima que ya podrían haber sido aplicadas a particulares, quienes habrían abonado entre 20 mil y 30 mil pesos.

¿Cómo se desató la investigación?

De acuerdo a lo que expresaron desde la cartera sanitaria provincial, el día sábado 17 del corriente, en horas de la mañana, en un control de stock de rutina efectuado por la jefa del Programa Provincial de Inmunizaciones, Florencia Coronel, en el mismo Ministerio de Salud de la provincia, detectaron el faltante de aproximadamente 300 vacunas contra covid-19".

Inmediatamente, detalló Coronel, "se recurrió a las cámaras de seguridad donde se logró identificar a una persona perteneciente al área extrayendo vacunas del ultrafreezer donde se había constatado el faltante.

En tanto, desde Seguridad informaron que los acusados contaban con una especie de "enfermería" en su domicilio, en donde no solo encontraron las dosis faltantes sino, más de 500 dosis de una vacuna contra la gripe, un revólver, numerosos insumos de enfermería; guantes, jeringas, bolsas de residuos patógeno, libretas sanitarias de coronavirus y más de $730.000 pesos.

Lo que se cree es que el negocio ilegal funcionaba desde hace muchos años, y que el detenido habría hecho una especie de "robo hormiga" durante su estadía en el Ministerio de Salud.