Ciudadano News

Ley de Oncopediatría: "Demoran las altas porque los chicos no tienen un hogar para volver"

El Senado dio la sanción final para la ley que otorga acompañamiento a los niños que reciben este tratamiento y otorga licencias a los padres

1 Julio de 2022 - 13:17

1656682992531
1656682992531

El Senado aprobó una ley una ley que obliga a las obras sociales y prepagas a dar una cobertura total para la atención de niños, niñas y adolescentes con cáncer y al Estado Nacional a dar una asistencia a económica a las familias.

Mariana Juri, senadora de Juntos por el Cambio, explicó en el programa Metaverso que se trató de un proyecto que tomó varios antecedentes de Mendoza, ya que la provincia cuenta con una ley que apunta al mismo objetivo.

"Se trata de un programa integral porque en estas enfermedades no solamente tiene que ver con la atención específica del niño en cada uno de esos tratamientos, que muchas de las veces están contemplados por las obras sociales, sino también todo lo que significa el contexto de cada una de esas enfermedades", destacó.

“También pensemos que la realidad de Mendoza es bastante distinta a la de muchos lugares de la Argentina: la provincia tiene el Hospital Notti, donde muchos de los tratamientos se pueden hacer allí, pero muchas provincias de la Argentina no tienen ninguna posibilidad de tratamientos mínimos en sus provincias y lo tienen que hacer la mayoría de las veces en Buenos Aires", aclaró Juri.

Cáncer y carencias

La senadora destacó que estas enfermedades ocurren rodeadas de complejidad, debidno no solo al abordaje de salud puntual, sino todo el entorno.

"El programa ha intentado cubrir gran parte de esos planteos que se hacían, muchos especialistas dicen que a veces hay que demorar las altas porque los chicos no tienen un hogar para volver o los traslados que tienen que hacerse para venir a hacer parte de los estudios que después a veces pueden continuar en sus provincias, pero que el diagnóstico inicial tienen que hacerlo en Buenos Aires, el tema de las licencias, muchas mamás decían perdemos los trabajos porque tenemos que acompañar a los chicos y después se quedan para siempre sin trabajo".

Los detalles

El dictamen especifica que el Sistema Público de Salud, las obras sociales y las prepagas deberán brindar al niño, niña y adolescente con cáncer una cobertura del ciento por ciento en las prestaciones para las prácticas de prevención, promoción, diagnóstico, terapéutica y todas aquellas tecnologías que pudieran estar directa o indirectamente relacionadas con el diagnóstico oncológico.

También se determina -además- que el Estado nacional deberá otorgar una asistencia económica equivalente al monto de la Asignación Universal por Hijo con discapacidad.

El camino recorrido

Fue en diciembre de 2019 cuando Tania Buitrago, mamá de Eliseo un nene con leucemia linfoblástica aguda, escribió la ley. Ella se puso en contacto con dos mamás de Córdoba mediante Facebook y a través de las redes sociales y el boca a boca el proyecto empezó a sumar adhesiones.

En el camino se encontraron con otros padres y familias que venían trabajando en proyectos similares, tal es el caso de la mendocina María Florencia Bonade, mamá de Thiago, un nene de 3 años también con leucemia linfoblástica aguda.

Para poder avanzar en la lucha y conquista de estos derechos hubo una junta de firmas así el proyecto ingresaba al congreso por consulta popular, mientras tanto, una mamá logró que la iniciativa llegara a manos de diputados y de esta manera distintos bloques elaboraron sus propuestas con el consenso y la articulación del Instituto Nacional del Cáncer.

Finalmente, el proyecto fue presentado en el congreso el 10 de septiembre de 2020 y en octubre de 2021 la Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto que estuvo 246 días estancado en el Senado de la Nación y finalmente ayer fue aprobado por unanimidad con 64 votos a favor, por lo que resta la sanción definitiva por parte del Ejecutivo.

Según el Registro Oncopediátrico Hospitalario Argentino (ROHA), en nuestro país se diagnostican alrededor de 1.400 casos nuevos por año en niños menores de 15 años, además esta enfermedad ocupa el segundo lugar en causa de muerte en dicho rango etario.