|14/12/21 10:01 PM

Un empleado estatal deberá devolver $1,2 millones que cobró sin trabajar

El Gobierno de Entre Ríos intimó por decreto a un trabajador de 33 años del Ministerio de Salud local a reintegrar el dinero en un plazo de 30 días

Por Redacción

14 de diciembre, 2021 - 22:12

El gobierno de Entre Ríos intimó por decreto a un empleado del Ministerio de Salud provincial a que devuelva más de $1,2 millones que cobró sin trabajar entre mayo de 2019 y febrero de 2021. Las autoridades consideran que el dinero le fue abonado como salario “indebidamente por inasistencias incurridas”.

A través de una intimación publicada en el Boletín Oficial provincial, el Gobierno espera que Antonio Ismael Godoy, de 33 años, devuelva a la cartera sanitaria el dinero percibido en "un plazo perentorio e improrrogable de 30 días".

Según el decreto, si el empleado no devuelve el dinero "se procederá a iniciar acciones legales y administrativas correspondientes al recupero del monto, junto con los intereses, gastos y honorarios", alertó el documento oficial.

En el escrito, que lleva la firma del coordinador general y director de Asuntos Jurídicos, Germán Coronel, se solicita la devolución de un total de $1.214.721,72 más intereses legales desde que "se adeudan hasta el efectivo pago", según consignó la agencia Télam.

El monto corresponde a salarios y percepciones que se le realizaron a Godoy, quien se desempeñaba en el Hospital Escuela de Salud Mental como parte del personal de servicios generales, pero que fueron "indebidas por inasistencias incurridas entre mayo de 2019 y febrero de 2021".

El 11 de octubre de 2019, el hospital solicitó "licenciar los haberes" de Godoy, teniendo en cuenta que habían pasado casi tres meses en los que no se presentó a trabajar, ni hizo uso de licencia alguna, por lo que en abril del 2020 se procedió a suspender sus haberes.

A su vez, el 30 de noviembre del año pasado, volvió a sus funciones "como celador", por lo que solicitó "el alta de los haberes", aunque se detectó que continuó cobrando a pesar de no haber asistido.