|03/11/21 07:29 AM

Suarez ya tiene las leyes de Avalúo, Impositiva y de Presupuesto

Solo con los votos del oficialismo, el Senado aprobó el martes las normas fundamentales para la administración de la provincia, aunque no contará con roll over para refinanciar la deuda

03 de noviembre, 2021 - 12:11

El Senado mendocino, en sesión especial, y en casi tres intensas horas de debate, aprobó las tres leyes fundamentales del andamiaje económico y financiero de la provincia.

Tal cual había sucedido en la Cámara de Diputados, este martes los senadores sancionaron –con 21 votos, solo del oficialismo, y 15 en contra de todo el arco opositor– los instrumentos jurídicos que son la base fundamental de la administración de Rodolfo Suarez para el tercer año de su gestión: las leyes de Avalúo, Impositiva y de Presupuesto 2022.

Las leyes salieron sin roll over, por lo que de ahora en más será un Presupuesto con recursos corrientes por un total de $330.364 millones y egresos corrientes por un total de $321.082 millones, con un superávit corriente estimado en $9.282 millones

En lo estrictamente técnico de las referidas leyes, se confirmó que las mismas se ajustaron a las pautas fiscales fijadas por el Gobierno Nacional, con un crecimiento real del Producto Bruto Interno (PBI) del 4%, un valor dólar de $131 a diciembre del próximo año y una inflación anual del 33%. En tanto, se mantendrá el alivio otorgado a las actividades más afectadas por la pandemia, con una reducción del 50% en Ingresos Brutos, mientras que el Impuesto Inmobiliario se ajustará a un 33% y el Automotor oscilará entre un 39% y un 49%.

Los cruces verbales desde las bancas no difirieron de todo lo escuchado en Diputados y ratificaron las visiones que tienen de la provincia tanto quienes gobiernan como quienes tienen el rol fundamental de ser oposición. 

En cualquiera de los casos blandieron banderas de la campaña electoral camino a las elecciones generales de medio tiempo del 14 de noviembre. Por eso todos hicieron uso y abuso con puestas en escena aprovechando debilidades gubernamentales tanto en la provincia como en el país. 

Salvo la izquierda, que, a través del senador Lautaro Jiménez pegó en el flanco justo en la pelea con el Partido Verde por ocupar el lugar de tercera fuerza provincial, cuando puso en tela de juicio “la doble moral política, que en diputados ese partido (el Verde) criticó las tres leyes pero le dieron su voto positivo”. 

Del mismo modo cuando puso en duda las señales que da la Legislatura ante “el mal momento económico y social que vive la gente, al afirmar que diputados y senadores recibieron un aumento de $20.000 de bolsillo. Cifra que hará que un legislador que recibía $234.083,41 pase a percibir $254.342,28, mientras los docentes cobran uno de los salarios más bajos del país”.

 

Desocupación, pobreza y grave deterioro de la OSEP

Todos los bloques que constituyen el arco opositor destacaron puntualmente, y con números en la mano, lo que está sucediendo en la provincia, como cuando la senadora Natalia Vicencio (PJ-FdT) expuso que “no hay inversión en las principales áreas que le importan a la población, porque este superávit que plantean es primario y cuenta solo los gastos y los recursos corrientes. Entonces, si se toma en cuenta todo el gasto capital, nos encontramos con una necesidad de financiamiento de más de $20.000 millones”.

“Es lamentable que para sostener este discurso el Gobierno decidió no utilizar las herramientas dinamizadoras de la economía. Eso nos ha llevado a vivir en una provincia con mayor índice de desocupación de Cuyo, mientras en San Juan es solo del 4,9% y en San Luis del 2,4%”, reflexionó.

Sobre lo que destina el Presupuesto 2022 a la obra pública ($30.000 millones), fue puesto en tela de juicio por la legisladora, cuando expresó que “la principal herramienta dinamizadora de la economía y del empleo fue fuertemente restringida en 2021, ya que de los $11.000 millones proyectados solamente se ejecutaron $2.800 millones. Es decir que ni siquiera se gastó el 24% del Presupuesto en obra pública”.

Cuando la senadora mostró los números del crecimiento de la pobreza ante un recinto en profundo silencio, dijo que “la pobreza aumentó 43,3% en el Gran Mendoza. Según el INDEC, en el período 2006/ 2009 la pobreza en la provincia aumentó cinco veces más rápido que en las demás provincias de Cuyo. Hoy, eso significa que el 44% de esa pobreza alcance a 300 mil niñas y niños mendocinos, y que 50 mil chicos sobrevivan debajo de la indigencia. Para cada uno de ellos, este presupuesto destina $6 mil para todo el año”.

El discurso de cierre de la oposición lo hizo el jefe de la bancada justicialista, Lucas Ilardo. En un encendido discurso con alto voltaje político, el legislador señaló: “Este presupuesto está desaprobado. Por ejemplo, nuestras escuelas se caen a pedazos, en todas ellas tuvieron un año y medio de pandemia pidiendo que se abran, pero se olvidaron de poner las estufas. Se olvidaron de arreglar las paredes y se olvidaron de los chicos, mientras que los docentes tuvieron que bancar la parada hasta de su propio bolsillo porque les daban $2,50 para enfrentar el COVID. Esto significa que el presupuesto en educación que en el año 2015 representaba el 23,7% del total del Presupuesto provincial, hoy es del 17,7%”.

En otros de los puntos en que Ilardo fue duro con el oficialismo, habló de la OSEP y de la obra pública en vivienda. “El Gobernador de Mendoza gastó más en el salvataje de la OSEP que en obra pública, (porque) otorgó $3.000 millones a la obra social. Fíjense que el déficit de la obra pública se muestra con las 200.000 viviendas que tenemos. Este Gobierno no hizo una sola vivienda, vemos a los intendentes del radicalismo entregando las casas del PROCREAR que hizo Cristina”, aseguró.
 

Ácida respuesta de Cambiemos a la negación peronista

Al responder a la postura justicialista, el presidente del bloque de senadores del Frente Cambia Mendoza, Alejandro Diumenjo, lanzó: “La postura del bloque kirchnerista es nada, porque no tiene sustento. A la oposición, tras muchos no y no, no se le cayó una sola idea, ni una sola propuesta para decir fehacientemente por qué se oponen a este Presupuesto”.

Para el senador radical, “la postura del Frente de Todos es una cuestión política del kirchnerismo que ha cooptado al peronismo. Es una decisión política de poner palos en la rueda, al Gobierno y al gobernador Suarez. Pero se equivocan. No es al Gobierno ni al Gobernador, es a cada mendocino que padece el desastre del Gobierno nacional, con políticas que solo lo perjudican, con inflación que carcome el salario de cada trabajador y de los que no tienen trabajo”.

“No comparten nuestra visión de gobernar, de gestionar y de cómo Mendoza se paró ante la pandemia. No comparten el tener como eje de equilibrio a la economía, la salud y la educación. Y no lo pueden comprender porque solo restringieron libertades y esa política de cerrar. Mientras, aquí en Mendoza, con decisión política, gestión y con un sistema sanitario robusto de finales del 2015, cuando nos hicimos cargo de administrar la provincia, se trabajó y se pudo llevar adelante una gestión en la cual se mitigó el desastre nacional”, resaltó con énfasis el legislador.