|21/01/22 07:39 AM

Portezuelo del Viento sigue en el ojo de la tormenta

La política está enturbiando la concreción, con indefiniciones y chicanas de las provincias vecinas, y a su vez crecen los cuestionamientos en la propia Mendoza

21 de enero, 2022 - 07:01

Dicen los expertos que es la obra más postergada de Mendoza. También dicen que es la más estudiada, y a la luz de estos días, parece que también es la más cruzada de chicanas, amagues e indefiniciones.

Este viernes vence el plazo para el pedido de Pronto Despacho que llevó en persona el gobernador Rodolfo Suarez a presidencia, y se supone que Alberto Fernández deberá laudar, pero algunos conocedores afirmaron que no lo hará.

La Provincia acumula US$ 318,8 millones en el fideicomiso constituido para la construcción de la central hidroeléctrica y sus obras anexas, con los US$ 57.122.065 que ingresaron el 28 de octubre como novena cuota del total de US$ 1.023.362.922 comprometidos por el juicio ganado a la Nación. El 28 de enero deberán ingresar US$ 52.759.046, el primer vencimiento de 2022.

Uno de los que ha salido muy fuerte a hablar del tema en las últimas horas es el diputado nacional Omar De Marchi, quien en diálogo con FM 91.7 expresó: “Para empezar y poner en contexto esto, hay que decir que la Nación viene ninguneando a la provincia de Mendoza, despreciándola desde hace al menos dos años”.

Y precisó que “el tema Portezuelo es un tema que arranca inclusive con Néstor Kirchner y con Julio Cobos; hay que recordar eso, y hay que decir también que cuando se firmó este convenio, que fue allá por el 2007, por el que la Nación resarce a la Provincia por los perjuicios que la promoción industrial había ocasionado a Mendoza. Entonces se resuelve decidiendo que se iba a construir Portezuelo. Es más, el jefe de Gabinete de Ministros de Néstor Kirchner en aquel momento se llamaba Alberto Ángel Fernández, (lo que) no se puede desconocer a esta altura, después de 15 años”.

“Ahora Portezuelo tiene otro problema –continuó el legislador– y es que hace falta un nuevo estudio de impacto ambiental. Esto ya se resolvió en el gobierno de Macri, un laudo presidencial en favor de la provincia de Mendoza. Ya está; lo que se pretende ahora es volver a poner un palo en la rueda, volver a trampear para que esta obra no se haga”.

De Marchi fue muy taxativo: “Hay que hacer Portezuelo, punto; no le demos vueltas”, aseveró, y agregó: “Hay un plan que es hacer alguna otra obra ahí, alguna otra obra hídrica o lo que fuera. Hay que hacerlo también, pero hay que salir a buscar nuevos recursos, nuevos fondos, Este es un resarcimiento que recibió Mendoza y esta obra hay que hacerla entonces”.

Este viernes vence el plazo para el laudo presidencial por el pronto despacho que pidió el gobernador Suarez. Sobre ello, el legislador opinó: “Me da la impresión de que no lo va a resolver, va patear la pelota al COIRCO, que lo integran las cinco provincias del río Colorado, y ahí perdemos cuatro a uno, porque ahora políticamente las presiones vienen por ese lado. Son cuatro provincias muy influenciadas por el Gobierno nacional y por el kirchnerismo básicamente. Por lo tanto, a mí me parece que el Presidente no se va a jugar en persona, como sí lo hizo Mauricio Macri en su momento, cuando le tocó. No creo que Alberto Fernández haga eso ahora, si lo hiciera me muerdo la lengua y se acabó”.

Finalmente, afirmó: “Yo creo que hay que asumir el riesgo de avanzar con la obra cueste lo que cueste, porque si no, vamos a estar eternamente dando vueltas. Tenemos que plantarnos, decir basta de este destrato a la provincia de Mendoza”.

 

Cruces para todos los gustos

El tema de la obra hidroeléctrica cruza la política por todos los bandos, y en las últimas horas entró en la grieta a través de twitter. Por ejemplo, la senadora del Frente de Todos Anabel Fernández Sagasti publicó en respaldo de la construcción, pero a la vez responsabilizando al Gobierno local por las demoras. “Más gestión y menos show”, fue el título de un hilo donde afirmó: “Portezuelo debe concretarse. Sigo a disposición del gobernador. No cambio de opinión. El problema es que los que cambian son Suarez y Cornejo. Mientras buscan “planes B", no explican la ausencia de gestión que demora la obra”. 

Y continuó: “Que Portezuelo Sí, que mejor Plan B. Que queremos la obra, pero no terminamos los trámites. En vez de sacarse fotos pidiendo “prontos despachos” el Gobernador debería avanzar con la obra, Cornejo podría gritar menos o sincerarse y decir la verdad: que no quiere que se realice”.

Y cerró escribiendo: “Cada día Mendoza pierde oportunidades x (sic) la demagogia de un gobierno sin estrategia y sin gestión. Cuando vuelvan de vacaciones pónganse de acuerdo, terminen los trámites, avancen con la obra y convoquen a todas las fuerzas políticas de Mendoza, que allí estaremos”.

 

 

Quien salió a responderle fue el diputado nacional Lisandro Nieri. “No debemos subestimar a la gente. Todos saben que el presidente Alberto Fernandez @alferdez es el único responsable del avance de Portezuelo del viento. Es él quien debe decir si podremos avanzar con la obra que beneficiará a #Mendoza”, respondió por la misma red del pajarito, y cerró aludiéndola directamente: “Si la senadora @anabelfsagasti quiere ayudar a los mendocinos hay una cosa que debe hacer, solo una, y no es muy difícil: debe pedirle al Presidente que laude a favor de #PortezuelodelViento”.

 

 

La novela no ha terminado. Con oposiciones crecientes dentro de la provincia, desde sectores políticos hasta productivos, el mismo Gobernador mencionó la posibilidad de un plan B con los fondos asignados a Portezuelo. Solo en tiempo tendrá la respuesta.