|11/03/21 11:33 AM

Impulsan la creación del 'Ítem conectividad' para docentes

El proyecto del diputado Jorge Difonso tiene por objeto establecer los presupuestos legales mínimos para la regulación de la modalidad de teletrabajo en el ámbito educativo

11 de marzo, 2021 - 11:03

De una manera diferente e innovadora, docentes y alumnos volvieron a reencontrarse este 1° de marzo en las escuelas, para iniciar un nuevo ciclo lectivo. Esto requirió de un arduo trabajo de coordinación, ya que hubo que rediseñar la modalidad educativa. 

Se trata del segundo gran desafío que enfrentan, luego de tener que volcarse por completo a la virtualidad en el 2020, por el avance de la pandemia de COVID-19.

Este año comenzó a desarrollarse un sistema mixto, que combina clases presenciales y virtuales, ya que uno de los puntos principales del protocolo indica que no debe haber más de 15 alumnos por aula.

 

El desafío de la virtualidad

Al igual que trabajadores de distintos sectores, los docentes tuvieron que recurrir a la tecnología para poder llegar a sus alumnos. 

El feedback, principalmente con los más pequeños, no fue sencillo, y esto implicó que las consultas excedieran la jornada laboral de muchos educadores. Sin mencionar los casos que requirieron mayor atención por falta de conexión. 

"Si bien ahora están comenzando los ciclos lectivos en forma mixta, también conservan un porcentaje de virtualidad. Esto le ha implicado a los docentes perder los horarios, es decir, están haciendo tareas o devoluciones pasadas las 22 horas, un fin de semana, feriados", advirtió en diálogo con El Ciudadano el diputado del Frente Renovador, Jorge Difonso.

Además, remarcó que "se han tenido que hacer cargo de los gastos de todos los elementos que se necesitan para tener una comunicación de calidad".

Diputado Jorge Difonso, Frente Renovador.

 

Frente a esta realidad, el legislador presentó un proyecto de ley que establece pautas de teletrabajo. El objetivo principal es que "se reconozca el ítem conectividad, tal cual se ha hecho en otros países. Y que esto le sirva a los docentes para recomponer su magro sueldo, que hoy ha perdido contra la inflación, contra el aumento de tarifas".

La iniciativa del exintendente de San Carlos fue impulsada el año pasado y actualmente se encuentra en la comisión de legislación. "Está recibiendo aportes constantemente de todos los sectores", indicó y mencionó la opinión favorable del sindicato de docentes privados (SADOP), de la Dirección General de Escuelas (DGE) y se encuentran a la espera del sindicato de trabajadores de la educación (SUTE).

 

Compensando e integrando estas propuestas, el proyecto va a estar en condiciones de ser tratado en un par de semanas", cerró Difonso.

 

 

Gran pérdida del poder adquisitivo 

Un informe realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), analizado por el Centro de Investigación Social de Mendoza (CISME), arrojó que los trabajadores de la educación de Mendoza están entre los peores pagos del mundo.

Si se compara el sueldo docente y se lo traslada a dólares, en los últimos diez años, quienes están al frente de las aulas tuvieron una gran pérdida del poder adquisitivo. 

 Perciben el salario más bajo de los últimos 10 años.

 

El mejor año de la década fue el 2015. Allí el salario de un maestro era de poco más de $9.500 y equivalía a USD 1.045,26. En contrapartida, el peor año fue el 2020, en el que sueldo promedio fue de $35.319 (USD 501,75), lo que se traduce en una pérdida superior al 52%

Asimismo, el informe señala que entre los países que forman parte de la OCDE, Argentina figura entre los que tienen peores sueldos. En este sentido, el promedio del salario anual en dólares de un docente fue, en 2019, de USD 43.722. Sin embargo, en Argentina en 2019 el ingreso anual fue de USD 18.901.