|26/10/21 12:13 PM

Hospital Notti: una niña de 13 está en terapia intensiva por botulismo

La menor y su familia comieron habas al escabeche en mal estado. Cómo evitar este tipo de intoxicación

Por Redacción

26 de octubre, 2021 - 12:10

Este fin de semana, una niña de 13 años fue trasladada desde el Hospital Scaravelli, en Valle de Uco, al Hospital Pediátrico  Humberto Notti por un cuadro grave de botulismo alimentario. Según informaron autoridades del sanatorio, ella y otros miembros de su familia resultaron intoxicados por comer habas al escabeche que había preparado su abuela. 

Por el momento, la menor se encuentra internada en terapia intensiva con asistencia respiratoria mecánica, ya que la ingesta del alimento le provocó una neumonía por broncoaspiración.

La directora asistencial del Notti, Laura Piovano, explicó que "es la complicación más frecuente que sucede en estos casos debido a una falla de los mecanismo de protección respiratorio, por la propia toxina botulínica se producen broncoaspiraciones y neumonía".

La directiva detalló, además, que apenas sospecharon el diagnóstico los profesionales médicos procedieron a administrarle una antitoxina, y que la menor evoluciona favorablemente desde entonces, con la ayuda de antibióticos. "Como secuela no le quedaría nada, el tema es que la recuperación es muy lenta", advirtió Piovano.

Según indicaron a El Ciudadano desde el centro asistencial pediátrico, la menor transita la internación acompañada por su madre, que debe respetar horarios de ingreso para entrar a la sala a verla. Su padre, por su parte, permanece en el Hospital Scaravelli desde el fin de semana.

 

 

Cómo evitar este tipo de intoxicación

Consultada sobre medidas a tener en cuenta para no arriesgarse a padecer una intoxicación por ingerir este tipo de alimentos en mal estado, Piovano recomendó "no hacer conservas caseras sin previo conocimiento para el procesamiento". En ese sentido, llamó a evitar manipulaciones innecesarias y, fundamentalmente, respetar a rajatabla el tiempo del baño maría.

"Ese baño maría tiene que tener una duración de 30 minutos y estar a 100 grados centígrados. Sabemos que en Mendoza no alcanza ese grado de ebullición, estamos en altura así que sería más de 30 minutos, por lo menos en ebullición, para los frascos de conservas" .

Por otra parte, aseguró que un cuadro como el de la menor internada suele ser más frecuente en niños, ya que el grado de una intoxicación tiene una relación directa con el peso de la persona: "No es lo mismo que una persona de 40 kilos coma dos habas a que lo haga una de 90 kilos", ejemplificó.