|26/02/19 04:36 PM

El Senado aprobó el Fondo Anticíclico para auxiliar a la vitivinicultura

Se trata de un fondo de 3.600 millones que se podrán utilizar en 4 años para el rescate de la sector vinícola local

Por Redacción

26 de febrero, 2019 - 18:02

El Senado de la provincia convirtió en ley el Fondo Anticíclico propuesto por el gobierno de Alfredo Cornejo para ayudar a paliar la crisis vitivínicola local.

Fueron 33 votos positivos y 4 en contra del proyecto, que deberá ser reglamentado por el Ejecutivo para que tenga plena vigencia.

En la previa, el PJ había adelantado que se había decidido el acompañamiento. La titular del bloque de senadores peronistas Patricia Fadel, indicó a El Ciudadano que "en la producción vitícola viene con problemas con estructurales que ahora se han agravado. Este Gobierno no había tenido el problema, porque no había tenido superproducción y no había habido sobre stock. Pero ahora han tenido este problema y no han sabido preverlo en tiempo y forma".

El peronismo acompañó el proyecto de Cornejo.

Del otro lado, el senador Diego Costarelli de la UCR aseguró a la salida de la sesión que se trata de una herramienta que le dará previsivilidad al sector agrícola para grandes productores, "protege a toda la cadena de valor, pequeños y medianos también".

El senador Costarelli (UCR) explicó los alcances de la ley.

Fondo Anticíclico:

Con el Fondo Anticíclico, la Provincia podrá comprar los excedentes vínicos que hay en las bodegas y de esta manera mantener el precio del litro del vino.

Se definió que para 2019, se incrementará en 300 millones de pesos el Presupuesto vigente, partida que podrá ampliarse en 500 millones, quedando para ello autorizado el Ejecutivo provincial a hacer uso del crédito público por dicho.

El ministro Nieri representó al Ejecutivo.

Según acordaron, para 2020 y 2021 se autorizará a tomar crédito por $400 millones y a financiarlo con recursos propios con otros $400, en tanto para el 2022 se podrá tomar crédito por $300 millones, más $500 millones de recursos propios.

La propuesta autoriza acciones como “compra de uva con destino a elaboración de mosto y/o vino, financiamiento para capital de trabajo y financiamiento para la comercialización en el mercado interno y externo”, entre otros puntos.