|24/09/18 09:12 AM

El incendio se trasladó al cerro Gateado

Guillermo Ferraris del Plan de Manejo del Fuego explicó que las llamas están lejos de barrios y asentamientos y que será muy difícil de extinguir

Por Redacción

El Zonda, la sequedad del ambiente y el calor fueron los detonantes para el mayor incendio en veinte años en el pedemonte mendocino, a escasos kilómetros de la Ciudad. Así lo manifestó Guillermo Ferraris, titular del Plan de Manejo del Fuego, en diálogo con Estudio 91.7.

El funcionario aseguró que cerca de las 17 del 21 de septiembre se detectó la primera columna de humo en la parte baja del Cerro Arco. Hasta el lugar se desplazó personal de Bomberos de Las Heras, pero durante la noche se debió retirar al personal de la zona por seguridad. El viento Zonda hizo que se dispersara el fuego por todas las pasarelas del Arco.

Guillermo Ferraris en el lugar del incendio.

“Ayer trabajaron los medios aéreos todo el día, camiones hidrantes y personal apostado en el Cerro Arco. En este momento el fuego está en cerro Gateado, y será bastante difícil extinguir las llamas ya que la superficie es muy amplia”, explicó Ferraris.

Por otro la parte, explicó que si bien se registra el ingreso de un frente frío, el viento sigue complicando el control del fuego. "En el Gateado está ingresando a algunas quebradas y es riesgoso trabajar en esos lugares".

Los aviones hidrantes seguirán trabajando.

Ferraris llevó tranquilidad a los habitantes de la zona oeste del Gran Mendoza al asegurar que en cercanías de los barrios el fuego está extinguido.

Además aseguró que si bien el incendio fue causado por el hombre no se puede determinar si fue intencional. “El incendio es de causas humanas, no podemos decir si fue intencional. La basura estaba en las antenas, había cables de las distintas empresas, cartones. También hay que reconocer que no solamente son los visitantes, sino que las empresas arriba han dejado elementos. Una empresa de internet había dejado una gran cantidad de cartones y cuando prendieron no hubo posibilidad de salvar la antena. No fue el caso de la antena de Canal 9, que ingresaron por las dos laderas las llamas”.

Varios cuarteles de Bomberos trabajaron en el lugar.

Finalmente, indicó que es fundamental ante estas situación no hacer circular desinformación o informaciones cruzadas: “La desinformación complica la tarea, había cadenas que convocaban a personas y turistas a colaborar. A nosotros nunca nos faltó la comida, el agua ni nada. No sé si algún cuartel de Bomberos en algún momento se vio escaso en recursos. Hubo empresas que colaboraron como Villavicencio. Ellos tienen un protocolo y nos asisten con agua envasada. No creo que hayan faltado recursos, también hay una gran solidaridad de parte de la sociedad que con el afán de querer ayudar se complica la situación porque llegaba gente con ropa plástica a querer combatir el fuego y sin tener ninguna capacitación".