|26/10/18 09:30 AM

La Terminal de ómnibus tendrá supermercado, centro de salud y grandes locales comerciales

Se estima que la primer etapa de esta importante obra culmine a finales del corriente año. Lo que se busca es brindarle a los viajeros pleno confort, un ambiente amigable y más servicios a su disposición durante su estadía 

Por Redacción

26 de octubre, 2018 - 10:10

La Terminal de ómnibus de Mendoza es una estructura que se encuentra vigente desde los años 70´ y sigue siendo plenamente funcional hasta el día de hoy, miles de personas circulan por ese lugar. Sin embargo, su estructura comenzó a verse antigua y algunas fallas que salieron a la luz hicieron plantear una gran remodelación, que finalmente se concretó a comienzos de este año.

El proyecto está dividido en tres etapas y la primera de ellas, que se espera esté terminada sobre el final del 2018, corresponde al sector de planta alta del ala norte y al pasillo de la antigua Galería del Sol.

El objetivo principal es no alterar la estructura original, brindarle a los usuarios pleno confort y muchos más servicios para disfrutar que hagan de su estadía allí un momento más amigable. 

Se colocará una especie de cubierta sobre la terminal, que permitirá cerrarla y poder climatizarla de acuerdo a la estación del año. Además se construirá un hall central que diferenciará las áreas de embarque con las de pre embarque, donde solo podrán ingresar las personas que hayan comprado el boleto. También se realizarán grandes avances en cuanto a la seguridad: cámaras de última generación, lector de huella digital, identificadores de rostro, entre otros.

El gerente de la Terminal de ómnibus, Matías Díaz Telli, comentó que las obras marchan sobre ruedas y que esperan poder concluir con la primera parte lo antes posible. Por otra parte, afirmó que en este momento están definiendo cuáles serán los locales comerciales que funcionarán en el lugar: supermercados, centros de salud y hasta famosas franquicias. La idea es que los mendocinos y turistas que concurran al lugar puedan realizar sus compras, acceder a servicios de salud si lo necesitan y pagar sus cuentas.

 Además, el edificio deberá contar con ciertos estándares rigurosos de higiene, por lo que los locales comerciales y de comida que allí funcionarán deberán adaptarse y se esperan fuertes cambios.