|17/10/18 09:31 AM

Mendoza necesitará $4 mil millones para el transporte público

La Provincia se quedó sin subsidio nacional, por lo que para el año que viene deberá destinar cinco veces más dinero para los micros, según la pauta de gastos del Gobierno 

Por Redacción

17 de octubre, 2018 - 09:10

El sistema de transporte público ha sido sostenido a lo largo del tiempo a través de tres tipos de fondos: nacionales, provinciales y el resto por la recaudación del boleto. Pero en el 2019 no será así: la Provincia deberá absorber la parte que le correspondía a la Nación, por lo que deberá desembolsar más de 2.000 millones de pesos por subsidios al transporte y también por el nuevo esquema de licitación de recorridos de micros, que entrará en vigencia a inicios del próximo año.

El viernes pasado la ministra de Hacienda Paula Allasino presentó el proyecto de presupuesto 2019, el cual establece en el artículo 21 que el Ejecutivo destinará 4.006 millones de pesos como concepto del Fondo Compensador de Contingencias del Transporte Público. A diferencia del que esta rigiendo actualmente, aprobado a fines del 2017, en el que se asignaron solamente 736 millones de pesos para esa tarea.

La inflación es un factor fundamental a tener en cuenta. Se estimaba que iba a ser del 15,7 anual, pero fue ampliamente superada, por lo que el monto del presupuesto actual se quedó muy pequeño. Además, la cifra cinco veces mayor a la del 2018 también se ve afectada y ese porcentaje, que ya alcanza un 34%, está incluido allí. 

La preocupación se encuentra en mantener el precio del boleto, que actualmente vale 11 pesos, pero seguramente aumentará en el 2019 cuando comience a regir la nueva licitación. También hay que tener en cuenta el precio de los combustibles y su constante encarecimiento: el año pasado el litro de nafta súper costaba $23,42, hoy $34,35. 

Desde el Gobierno quisieron transmitir tranquilidad afirmando que, si bien se harán cargo de estos subsidios, como también del traspaso de la tarifa social eléctrica (unos 560 millones de pesos más), habrá ciertos ingresos que se engrosarán y ayudarán a hacerle frente a este nuevo gasto, como la propia coparticipación, la cual se estima que sumará unos 700 millones de pesos. También se generarán ganancias de la postergación de la reducción de alícuotas del impuesto a sellos, del aumento de las alícuotas de los bienes personales y del impuesto a las ganancias.