|29/12/21 01:24 PM

Polémica por nadadora transexual que rompe récords en Estados Unidos

El caso de la atleta generó un fuerte debate por la inclusión en el deporte. Van dos años de su transición y reclaman que tiene ventaja sobre sus rivales

Por Redacción

29 de diciembre, 2021 - 13:12

Lia Thomas se ha convertido en el foco de una compleja discusión que cruza derechos individuales y valores deportivos. La nadadora de 22 años nacida en Austin, Texas, lleva dos años de haber iniciado un tratamiento para cambiar el cuerpo masculino con el que nació, hacia uno de mujer con el que se identifica. En medio de este proceso también cambió la categoría de competencia en su disciplina: luego de haber participado en el equipo masculino de la Universidad de Pensilvania durante tres años como Will Thomas, ahora compite contra mujeres.

La polémica inició con la renuncia de Cynthia Millen a su cargo como jueza de la Federación USA Swimming luego de que Lia batiera récords nadando en la Ivy League, compuesta por ocho universidades estadounidenses. Cuando la deportista registró el mejor tiempo de la temporada en todo el país en la carrera de 200 yardas libres, la árbitra sostuvo su dimisión argumentando que "es un cuerpo masculino nadando contra el femenino".

 

 

Es justamente en ese punto ilustrado por la ex jueza donde se genera el debate sobre la participación de Lia. De sus dos años de transición, 12 meses consistieron en un tratamiento de supresión de testosterona, la hormona sexual predominante en el cuerpo masculino, que determina en gran medida la contextura física. "Había mucha incertidumbre. No sabía qué podía hacer. Decidí nadar esa temporada como hombre, sin salir del armario, y eso me causó mucha angustia. Luché, mi salud mental no era muy buena. Sufrí mucha inquietud y me sentí atrapada en mi cuerpo. Fue cuando decidí que había llegado el momento de comenzar mi transición" contó Lia, quien se percató de su sexualidad en 2018.

A la denuncia de Millen siguió un reclamo organizado de padres de nadadoras hacia la NCAA (Asociación Nacional Deportiva Universitaria), en el que se aseguraba que Thomas constituye una "amenaza" para el deporte femenino". ”El precedente que se está sentando, en el que las mujeres no tienen un espacio protegido y equitativo para competir, es una amenaza directa para las atletas femeninas en todos los deportes”, señalaron.

El ruido que generó el tema llegó a figuras internacionales del deporte como la tenista multicampeona Martina Navratilova, quien se expresó en Twitter compartiendo una cita de la ex campeona olímpica de natación y hoy abogada y directora de Champion Women, Nancy Lynn Hogshead: "no es justo para las mujeres competir contra Lia Thomas".

 

 

En la entrevista que dio al respecto con Daily Mail, la ex nadadora advirtió que las mujeres transgénero deberían estar habilitadas para competir en deporte femenino siempre y cuando puedan demostrar que han "mitigado las ventajas atléticas que conlleva la pubertad masculina”.