|21/11/23 01:43 PM

Imperdible: el misterio del 'Nahuelito' llega al streaming

El nuevo documental 'Bajo Superficie' revela algunos secretos que se encuentran en las profundidades del lago Nahuel Huapi

Por Redacción

21 de noviembre, 2023 - 13:43

Una de las leyendas más importantes que tiene como escenario las aguas del lago Nahuel Huapi, en Bariloche, lleva cientos de años atrayendo a visitantes y locales. Ahora, indagando sobre el Habitante Oculto del lago Nahuel Huapi, un director de cine realiza una búsqueda subacuática para develar este misterio y la convierte en la primera investigación audiovisual efectuada en este sentido.

Bajo Superficie es un largometraje documental, con elementos de ficción, que comenzó a rodarse en marzo del 2019 y se concluyó en noviembre del 2021. El año pasado tuvo su gala de presentación en el Festival Audiovisual de Bariloche.

La película fue producida de manera independiente y dirigida por el cineasta Miguel Ángel Rossi, quien fue acompañado a lo largo del rodaje y producción por un grupo de profesionales de Bariloche y Dina Huapi. Además, en el 2014 ganó el premio nacional Raymundo Gleyzer a Desarrollo de Proyecto del INCAA.

 

El mayor misterio de la Patagonia

Por muchos años se ha hablado del Nahuelito como una historia tan fabulosa como misteriosa. Incluso, varios curiosos han intentado captar en imágenes –sin éxito –alguna prueba de su existencia. Se cree que esta criatura era un monstruo acuático que habitaba en lago y su origen encuentra relato en las comunidades aborígenes locales.

 

El legado de las leyendas aborígenes acerca de un animal acuático retozando en las aguas del Nahuel Huapi fue recuperado a fines del Siglo XIX. La cultura mapuche habla del “Trelke” (cuero), al que asociaban con una criatura de aspecto similar a un “cuero” vacuno pero con espinas filosas como garfios, tentáculos y un par de ojos desorbitados.

La leyenda cuenta que esta misteriosa criatura, cuando estaba lo suficientemente cerca, hipnotizaba a su víctima con sus poderes y, posteriormente, con sus uñas afiladas atrapaba a su presa y la arrastraba hacia al fondo del lago donde absorbía sus fluidos hasta dejarla seca y muerta.

A partir de 1897, el Dr. Clemente Onelli, director del Zoológico de Buenos Aires, comenzó a recibir informes esporádicos acerca de una extraña criatura habitante de los lagos patagónicos y por entonces organizó una expedición de búsqueda que no arrojó resultados positivos. Fue recién  en 1910 cuando se dio el primer avistamiento registrado, cuando George Garret pudo divisar “a unos 400 metros de distancia, una criatura cuya parte visible medía entre 5 y 7 metros de largo y sobresalía unos dos metros por encima del agua”.

También, como historia más reciente, en 1960, la Armada Argentina persiguió en el lago a un objeto submarino no identificado durante 18 días, sin conseguir identificarlo.

La hipótesis más popular es que el monstruo prehistórico “Nahuelito” sería un sobreviviente de la época de los dinosaurios, probablemente un “plesiosauro”. Un animal que, se supone, se come a los animales que están tomando agua. Y una versión más moderna (y más fantástica) sugiere que el Nahuelito sería una extraña mutación de algún animal local producida por los experimentos nucleares que se vienen realizando ininterrumpidamente desde hace 60 años.

Muchas teorías, historias, avistamientos fallidos, pero ninguna certeza; aunque el mito no deja de generar relatos más que fabulosos.

Del mito a la búsqueda de la verdad

Miguel Ángel Rossi vive en Bariloche hace 35 años y según cuenta, este tema le interesó siempre. “Es una cuestión que atraviesa a todos los que vivimos acá, no hay casa donde no se hable del Nahuelito”, asegura.

Una experiencia personal fue lo que despertó el deseo de investigar qué hay en las profundidades inexploradas del lago Nahuel Huapi: “Una vez, con mis hijos, vimos una tortuga muy grande en la playa, estaba dada vuelta. Cuando la ayudamos salió para el agua, cuando le avisamos a los guardaparques nos dijeron que no podía haber tortugas, me pregunté si lo que se ve siempre en el lago no será una tortuga un poco más grande que la vimos con mis hijosEmpecé a investigar y se abrió un mundo que involucra al lago no sólo con el mito, sino con otras cosas que suceden”.

Con los años, la investigación (no solamente sobre el lago sino sobre el mito del Nahuelito), fue sumando a varios profesionales y se armó un equipo de trabajo. “Me fui encontrando con un mundo gigantesco. No solo con cuestiones vinculadas con el Nahuelito, con avistamientos a lo largo de toda la costa del Nahuel Huapi; sino también con avistamiento de luces, tanto debajo del agua como sobre la superficie. E incluso algunos naufragios extraños. La investigación fue tomando cuerpo hasta que decidimos hacer el largometraje”, comenta el cineasta.

Y agrega: “Lo que más me llamó la atención y me sigue movilizando mucho son los relatos de los pobladores de todas las edades, tienen un brillo especial en los ojos, podría pensar que se equivocaron, pero algunos hace meses y otros hace años, cuentan sus avistamientos”.