|02/02/21 04:02 PM

Darío Silva y la pasión de nadar en aguas frías

El nadador mendocino de 52 años, se refirió a esta disciplina poco común en la Argentina. Ya participó en dos mundiales junto a su coterráneo, Mauricio López

02 de febrero, 2021 - 16:02

Silva y López han representado a la Argentina en los últimos dos mundiales de natación en esta disciplina, que tiene la difícil misión de competir en invierno en aguas con temperaturas, por lo general, bajo cero. Son los únicos mendocinos en integrar la Selección. 

En diálogo con CNN Radio Mendoza, Darío Silva expresó: “He tenido la suerte de participar en dos mundiales representando a la Argentina, en 2018 en Estonia y en 2020 en Eslovenia. La verdad que es un orgullo a mi edad, tengo 52 años, poder participar y representar a mi país en un mundial de natación de invierno, algo poco característico para nuestra zona”. 

“También participé en un campeonato europeo en Rusia en 2018, en una pileta congelada donde la abren literalmente con una motosierra, arman tres andariveles y se compite. Fue bastante loco, pero nos fue muy bien, tuvimos podio y la verdad que no nos veían con mucha fe en Europa, sabiendo de dónde veníamos”, agregó Silva, en una de sus tantas anécdotas en esta disciplina.  

Y remarcó que siempre “las condiciones son extremas. Un ejemplo de esto es cuando estuvimos en San Petersburgo (Rusia) el agua estaba en 1 grado bajo cero. Y el ambiente estaba 30 grados bajo cero. Lo cuento y aún no creo que estuvimos ahí. Y para que entiendan: entramos al agua sin ningún tipo de traje, solo la malla, el gorro y las antiparras”.

Ante la consulta de cómo descubrió este mundo casi desconocido en la Argentina, explicó que “fue a través de las redes sociales. Hay una cultura en los países nórdicos de nadar en aguas frías o bajo hielo. Hay que tener muchos años de entrenamiento para poder hacerlo y nosotros lo hemos hecho de puro coraje”.

“Me enteré de que había una competencia en el canal Beagle en Usuahia y me inscribí.  Yo soy nadador de aguas abiertas y quería el desafío en aguas frías. Se comenzaba en Chile y se llegaba a Usuahia en una carrera de postas. Me inscribí sin esperanzas y finalmente me llamaron. Así que tuve que salir a afrontar este desafío allá por julio de 2017. Lo más frío que tenemos en Mendoza es Potrerillos (entre 8° y 10°), me metí al agua y no duré un minuto. Entonces empecé a averiguar algunos tips para este tipo de nados y a los tres días volví al dique y aguanté un poco más”, amplió sobre sus inicios. 

Pero poco a poco, según comentó Silva, “fui tomando confianza y cada vez duraba más tiempo dentro del agua. El espasmo se fue reduciendo y cada día me fui sintiendo más cómodo. Lo empecé a disfrutar y tuvimos un gran resultado en dicha competencia”.

Finalmente y sobre nuevos objetivos, dijo que “no hay ninguna fecha para próximas competencias internacionales debido al segundo rebrote de la pandemia en Europa. No se sabe nada del siguiente mundial pero estamos entrenando muy fuerte en Mendoza, realizando una competencia. En los primeros días de enero se llevó a cabo la primera fecha, ahora el 21 de febrero vamos a tener la segunda jornada, en Potrerillos. Ojalá el coronavirus nos permita volver a representar a la Argentina”.