|05/08/22 05:01 PM

Limitan la compra de aceite de girasol y azúcar en supermercados

El titular del mayorista Oscar David habló con Ciudadano News y se refirió a la delicada situación que atraviesa el sector por la escasez de algunos productos

Por Redacción

05 de agosto, 2022 - 17:11

La crisis económica parece estar cada día más delicada en Argentina, a tal punto que algunos supermercados del país han optado por limitar la compra de algunos productos por el temor a que haya faltantes.

Es que sobre todo en la última semana, se ha incrementado la demanda de compradores por temor a un posible desabastecimiento, en particular de productos como aceite de girasol, harina, azúcar y leche, por lo que algunos supermercados además han tomado la decisión de restringir las ventas a no más de dos artículos por cliente de esos productos.

Rubén David, titular del mayorista Oscar David, habló con el programa El Interactivo de Ciudadano News y se refirió a la difícil situación que atraviesa el sector. “El aceite es un producto que está limitado o cuotificado, hay faltante. En realidad estamos con la misma producción que el año pasado. Como precio cuidado toma un calibre de aceite por 900 ml, todos los que antes consumían un litro y medio o 5 litros se volcaron al de 900. Entonces, tuvimos que poner un límite. Lo que está subsidiado y limitado es el que está en Precios Cuidados", señaló.

“Estamos acostumbrados a la incertidumbre. Hoy es el aceite, hay problemas con el azúcar, están en plena zafra y con la sequía no ha sido tan bueno. Con la harina pasa lo mismo. Cuando uno tiene economía frágil se vive el día a día. El producto lo tenemos, por ahí no la marca a la que uno está acostumbrado, pero el producto está. Eso es lo importante, no hay problema de desabastecimiento", explicó el entrevistado.

En ese sentido, David puntualizó: “Lo que está escaseando es el aceite de girasol, porque es el que nosotros más consumimos en Argentina. Es el que se puso en Precios Cuidados, por eso todos lo buscan. Las marcas nos entregan la misma cantidad de aceite de girasol que el año pasado. Se vuelcan todos los calibres a ese, por la diferencia de precio que hay".

“Ha habido más movimiento sobre todo el mes pasado, donde hubo un pico de inflación durante el mes de junio. Hubo algunos problemas económicos que llevaron a implementar restricciones a las exportaciones. Cuando no tenés posibilidad de ahorrar, el almacenero compra más mercadería, sobre todo lo que sabe que va a vender, entonces ejerció presión en aceite, harina, leche, papel higiénico. No ahorra en bebidas o quesos, sino en productos que sabe que va a poder vender. Lo mismo le pasa al consumidor. Lamentablemente, no hay oferta en Argentina de productos, algunas empresas debieron cerrar o restringir la producción, no hay más oferta de productos. Cuando hay presión sobre los mismos productos se aumentan los precios”, concluyó el mayorista.