|07/02/22 02:50 PM

Lleva aislado más de 400 días por dar positivo en 78 test de COVID-19

Muzaffer Kayasa vive en Turquía y padece leucemia, se contagió en noviembre de 2020 y aún no recibe el alta tras dar constantemente positivo en los estudios de coronavirus

Por Redacción

07 de febrero, 2022 - 14:50

Un hombre de 56 años se encuentra aislado hace más de 14 meses luego de dar positivo de COVID-19 en 78 test.

Muzaffer Kayasan, de 56 años, vive en Estambul y permanece aislado en su casa o internado diferentes hospitales desde hace más de 400 días, ya que continúa dando positivo a los controles de coronavirus.

Kayasan trabaja en una empresa privada, pasó por un exitoso proceso de tratamiento tras ser diagnosticada con leucemia hace cuatro años y ahora vive de aislamiento en aislamiento lejos de sus seres queridos.

Si bien se aisló durante la fase de recuperación después de la enfermedad, contrajo COVID-19 en noviembre de 2020, recibió tratamiento en un hospital de Estambul después de sufrir problemas respiratorios, pérdida de visión y de apetito, lo cual le dificultaba caminar.

 

 

Tras un breve tratamiento, fue dado de alta del hospital y regresó a su casa aguardando la recuperación definitiva con el autoaislamiento correspondiente, algo que finalmente no sucedió y continúa sin poder salir de su domicilio, ya que si bien a las dos semanas podría haber recibido el alta, Kayasan nunca dio negativo en los testeos: desde entonces, las 78 pruebas a las que se sometió mostraron que todavía era portador de la infección.

En estos 14 meses,  pasó nueve meses en el hospital y otros cinco meses en casa encerrado. Según informó la agencia turca Anadolu, el hombre hizo un llamado a las autoridades para buscar una solución a su situación, que lo obligaba a pasar sus días solo en su inmueble donde solo puede ver a sus hijos y nietos a través de una ventana.

Kayasan le dijo a la agencia de noticias Ihlas que cuando preguntó a los médicos sobre su situación, le dijeron que las pruebas continúan dando positivo debido a su frágil sistema inmunológico, un estado causado por la leucemia. "Es un proceso muy difícil", se quejó.

 

 

"Doy positivo constantemente. Cuando preguntamos a los científicos y a los médicos, nos dicen que mi sistema inmunitario está debilitado, porque tengo leucemia, y me mantienen vivo desde hace catorce meses con los medicamentos que me recetan", dijo Kayasan, quien además fue sometido a un trasplante de médula ósea hace tres años.

Como sigue siendo portador del virus, el hombre no puede vacunarse por lo que se mostró molesto con quienes pueden hacerlo y optan por no inocularse al expresar que "una persona que no está vacunada es para mí una persona que daña a la sociedad, a sí mismo y a su familia”